El final de la negociación presupuestaria de Navarra para 2021 estuvo marcada por el enfado de los socios gubernamentales del PSN-PSOE contra el partido que lidera María Chivite por la sorprendente ayuda directa de 1,3 millones de euros a Navarra Televisión. 

El anuncio del acuerdo entre el Gobierno foral y Euskal Herria Bildu se retrasó por la sorpresa que causó en la coalición abertzale un bote salvavidas que, según señalan algunas fuentes del Ejecutivo a e-Ribera.com, podría tratarse de un "rescate encubierto" de Navarra TV. 

Navarra Suma calla ante esta polémica, quizás por las excelentes relaciones entre UPN y el propietario del canal autonómico privado, el polémico constructor burgalés y expresidiario Míchel Méndez Pozo. Y los socios del Ejecutivo no han querido 'hacer sangre' con un asunto que los socialistas justifican con el cumplimiento de un convenio. 

Este acuerdo, se supone, reforzará el servicio público que supuestamente ejerce una televisión residual con una parrilla irregular donde se abusan de reposiciones, espacios de baja calidad que ya se emiten en otros canales locales de Promecal y unos programas de producción propia, apenas tres horas diarias repetidas casi en bucle, que previsiblemente aumentarán ligeramente en las próximas semanas. 

Continuidad

Fuentes gubernamentales aseguran a e-Ribera.com que Navarra TV podría recibir en solo unos días 650.000 euros tras mostrarle al Gobierno foral su nueva parrilla, que, según fuentes de la autonómica, "será una réplica reforzada de la actual". 

El Gobierno de Navarra, por boca de su dircom Pablo Roncal, asegura que el convenio servirá "para reforzar la programación autonómica" y por lo tanto mejorar "el servicio audiovisual en la Comunidad Foral". 

Sin dinero para profesionalizar la parrilla

Reposiciones y espacios enlatados ocupan a diario alrededor de 21 de las 24 horas diarias de Navarra TV que dirige Roberto Cámara, que en las últimas semanas ha mantenido reuniones con diversos posibles proveedores a los que les habría informado de que, a pesar de los 'famosos' 1,3 millones de euros, no cuentan con dinero extra para comprar nuevos espacios. 

Este hecho ha despertado suspicacias en el pequeño sector audiovisual navarro ya que se refuerza la idea que dice que la ayuda directa del Gobierno foral es un bote salvavidas a un canal televisivo que sigue sin dar el salto de calidad que lleva años prometiendo. 

Convenio 

Cámara, que llegó a Navarra tras dirigir los informativos de la tele burgalesa que controlaba de forma férrea Méndez Pozo, y Roncal firmaron hace unos días un convenio que obliga a Navarra TV a realizar 22 puntos de los que, fuentes del canal autonómico, podría interpretarse que a día de hoy "la televisión ya cumplía con 18 de ellos". 

Los cuatro puntos por cumplir obligarán a Navarra TV a refozar su equipo de informativos. Y es que el canal televisivo lanzará dos formatos paralelos a sus informativos que apenas requerirán inversión (un resumen en euskera y una versión para personas con discapacidades auditivas). 

Y además recuperará los informativos del fin de semana y, para alegría del alcalde tudelano Alejandro Toquero, reabrirá la delegación ribera con la que ya contó hace unos años el proyecto antecesor de Navarra TV, Canal 6 Navarra. 

Acuerdo para garantizar unos servicios que Navarra TV lleva ofreciendo muchos años

Cierto es que Navarra TV podría reforzarse para asumir algunos asuntos que son incluidos dentro de estos "compromisos específicos de mejora y promoción del interés general" y que podría interpretarse que ya los ofrece. 

Ellos son "garantizar contenidos de debate..." ('El Dilema'), retransmitir "actos de carácter institucional de Gobierno de Navarra...", "garantizar la emisión de contenidos en formato magazine" ('La muga'), "garantizar la emisión de contenidos relacionados con la economía" ('Made in Navarra') o "garantizar la emisión de contenidos dirigidos a la población infantil" ('Club Txikipanda'). 

Navarra TV también garantiza otros asuntos que ya ofrece prácticamente desde que nació en 2012: "producir y emitir 20 partidos de distintas disciplinas deportivas", "garantizar la emisión de resúmenes deportivos" ('Zona mixta') o "garantizar la emisión online de todos los contenidos" (como ya viene haciendo a través de Navarratelevision.es). 

Es decir, el Gobierno foral se asegura por convenio que Navarra TV prácticamente hará en nueve meses y a cambio de 1,3  millones de euros... lo que ya hizo durante los doce meses del pasado año por 'tan solo' 660.000 euros.

El PSOE y Promecal, de enemigos a aliados

La creciente cercanía entre el PSN-PSOE y Promecal, dueña de Navarra TV, podría ser un capítulo más de la sintonía reinante entre los socialistas y Míchel Méndez Pozo... a pesar de que el PSOE castellano-leonés intentó expropiarle la televisión autonómica a la polémica compañía en 2018 e insinuó que si no lo hacía era porque el PP había cambiado de criterio por intereses económicos ("¿Quién manda en ustedes?", llegó a preguntarles a los parlamentarios populares el barón socialista Luis Tudanca en las Cortes castellano-leonesas). 

Pero la paz reina entre el PSOE y Méndez Pozo, que está dispensando un trato cordial al nuevo alcalde burgalés, el socialista Daniel de la Rosa. Promecal, además, ha lanzado dos medios riojanos que están realizando una cobertura muy favorable a los intereses de la presidenta de la comunidad vecina, la también socialista Concha Andreu. 

En definitiva, que Navarra podría ser la tercera pista del acuerdo entre Promecal y un PSOE que a nivel estatal se ha garantizado cierta paz mediática mediante la obscena manipulación de RTVE, el asalto del 'sanchista' Amber Capital al Grupo Prisa y la Guerra Fría firmada entre el bloque socialista del Gobierno liderado por Iván Redondo y Atresmedia. 




Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours