El Gobierno de Navarra impulsa 41 proyectos encaminados a la lucha contra la despoblación y el reto demográfico en el marco de los fondos europeos de recuperación NEXT Generation. Los programas prevén actuaciones en materia de desarrollo de servicios e infraestructuras en municipios y concejos, movilidad sostenible, vivienda, conectividad o envejecimiento activo, entre otras iniciativas.

Éste fue uno de los asuntos abordados el pasado viernes en la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación, cuya sesión se desarrolló online, presidida por la presidenta de Navarra, María Chivite, y con el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza,  como vicepresidente, en la que participan una veintena de directoras y directores generales del Gobierno de Navarra y representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC).

Cabe recordar que este órgano tiene entre sus objetivos definir los principales ejes de actuación estratégicos en relación con el reto demográfico y la despoblación, incorporar la regresión demográfica como un principio a tener en cuenta en cualquier plan o política de la Administración, así como coordinar e incentivar medidas preventivas y paliativas.

Despoblación en el marco NEXT Generation

Las 41 iniciativas se enmarcan en las tres estrategias puestas en marcha por el Ejecutivo navarro como líneas clave para afrontar la salida de la crisis originada por el COVID-19: la Estrategia de Cohesión Territorial y Social, la Estrategia Digital Navarra 2030 y la Estrategia de Transición Ecológica, Navarra Green.

Respecto a la línea de cohesión social y territorial, que cuenta con 13 proyectos, destaca el desarrollo de reformas e inversiones municipales para construir pueblos y ciudades recipientes a través del Plan Avanza. Agrupa medidas de cooperación entre la Administración Foral y los ayuntamientos y concejos para optimizar inversiones y reformas en áreas de competencia local. Entre otras actuaciones prevé una gestión eficiente del agua, a través de la restauración y mejora de infraestructuras; la mejora de la gestión de residuos y el uso de energías limpias en los edificios dotaciones y en el alumbrado público.

Igualmente, dentro de la estrategia de cohesión, se plantea también el programa Navarra Rural Social Innovation Lab que implica al sector empresarial, pymes, entidades locales y ciudadanía en general para lograr un nuevo modelo de desarrollo económico y social. Para ello, se prevé poner en marcha un hub de innovación y colaboración en el medio rural, basado en la innovación social, la lucha contra el cambio climático, la digitalización, la cooperación y la calidad de vida.

La ampliación de la cobertura territorial de la red pública de Salud de asistencia primaria o la movilidad sostenible en el medio rural son otras de las iniciativas recogidas en la estrategia de cohesión. Asimismo, destacan planes de promoción del envejecimiento activo y el desarrollo de modelos culturales en zonas en riesgo de despoblación, aprovechando los recursos del Camino de Santiago o del programa Landarte.

En lo que se refiere a la Estrategia Digital 2030, con 16 proyectos, se incluye el plan director de banda ancha 2.0, el fomento y despliegue de la red 5G o la aplicación de inteligencia artificial y big data en el sector agrario, en la gestión de residuos y en el control ambiental. Se plantean también ayudas a empresas para apoyar su transformación digital, incluyendo un market place, la digitalización del comercio minorista y el impulso de la venta directa y los circuitos cortos de comercialización.

En cuanto a la Estrategia de Transición Ecológica de Navarra, que incluye 12 proyectos, engloba una línea de trabajo para rehabilitar la vivienda existente en entornos rurales y urbanos, de manera que se optimicen los recursos existentes. Se promueven ayudas a la modernización de regadíos, la promoción de agricultura sostenible o la inversión en energías renovables entre entidades locales y comunidades energéticas de zonas rurales. Cabe destacar además el aprovechamiento y potenciación de la actividad vinculada con los recursos naturales de cada territorio, a través de proyectos como la adecuación, conservación y uso público del nacedero del Urederra y el Parque Natural de Urbasa y Andia, ayudas a la inversión en empresas agroalimentarias o el proyecto Ebro Food Valley de innovación empresarial agroalimentaria.

Actuaciones en 2020

En el transcurso de la sesión se hizo balance de las actuaciones llevadas a cabo en 2020. Destaca por ejemplo, el plan de inversiones de libre determinación, dotado con 5 millones de euros, y dirigido exclusivamente a los 265 municipios de menos de 10.000 habitantes para actuaciones como la reparación de caminos, pavimentación de calles, adecuación de piscinas, instalación de parques infantiles, aparcamientos de coches y auto caravanas o adquisición de casetas turísticas. Se han suscrito además convenios firmados con una treintena de pequeñas y medianas localidades para cofinanciar inversiones locales para mejorar servicios e infraestructuras municipales.

En cuanto a movilidad, se han promovido proyectos de construcción de nuevas rutas ciclables en los municipios navarros, como la conexión de Zúñiga y Metauten, y se han impulsado labores de conservación de carretera y obra nueva para mejorar la red, a través de actuaciones como la mejora de la parada de autobuses de Mendívil o la adecuación de los puentes de Cascante, Ibero y Eguíllor.

En materia educativa, se ha finalizado la construcción del nuevo colegio Zamadia de Abárzuza, construido bajo el concepto de “granja escuela”, y se han realizado obras de mejora en 65 municipios y concejos. Asimismo, se han iniciado las clases en los nuevos colegios de Roncal / Erronkari, Ituren y en el instituto de Ribaforada, estos dos últimos en funcionamiento desde este pasado mes de enero.

El desarrollo de la atención primaria y comunitaria, la adecuación del modelo asistencial a las nuevas necesidades y el empleo de nuevas tecnologías para incrementar la capacidad resolutiva y agilidad en la atención, en materias como la telemedicina, son algunas de las líneas de trabajo que se desarrollan en materia de salud.

Otras actuaciones son las referidas a rehabilitación de viviendas en el medio rural, financiación de inversiones de industria y planes estratégicos de desarrollo comarcal, impulso de actividades culturales en poblaciones rurales, ayudas al medio rural y medioambiental, programas formativos para promover competencias profesionales y subvenciones a entidades locales para la incorporación y consolidación de agentes de igualdad de oportunidades.                 

Concurso de innovación social

Navarra ya cuenta con sus primeros siete proyectos de innovación social para combatir la despoblación. Han sido seleccionados en el marco del concurso de emprendimiento ‘Comunal Starter’, cuya fase final se ha celebrado este fin de semana.

Cabe recordar que el programa Comunal, que se desarrolla en las zonas de Sangüesa, Falces y Allo, se basa en la creación de ecosistemas de innovación social para fomentar modelos de negocio innovadores en el medio rural y fijar población en zonas en retroceso demográfico.

El jurado del concurso ha estado compuesto por el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez; el director general del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y Evaluación de las Políticas Sociales, Luis Campos; la coordinadora de Comunal, Ana Elizalde; y el delegado de la zona norte y Planificación de Proyectos de Red Eléctrica Española, entidad que colaboraba con la dotación económica de los premios, Antonio González Urquijo.

Rodríguez se ha felicitado del éxito de la convocatoria, que ha reunido 17 candidaturas, y ha elogiado la calidad de las propuestas que concurrían al concurso, “lo que pone de manifiesto que el futuro de las zonas rurales de Navarra puede ser prometedor”.

Se han otorgado dos premios por cada comarca: un primer premio de 750 euros más la incubación de la idea y un segundo premio que incluye la incubación del proyecto. Además, se ha concedido un premio por votación popular, dotado con 750 euros y la incubación de la propuesta.

El programa Comunal permitirá ofrecer un proceso tutorizado y mentorizado de incubación de proyectos de emprendimiento, la creación de nuevas empresas sociales, y la posterior evaluación de su actividad.

Tercera edad y vivienda, proyectos en la zona de Allo

En la zona de Servicios Sociales de Allo, el primer premio fue para el proyecto ‘Contigo de la mano’. El equipo compuesto por María Zufía, Izaskun Aramendia, Susana Castanera, Ana Isabel Aramendia y Blanca Zaracain plantea la necesidad de gestionar en Allo el apoyo que necesitan los mayores, en las distintas etapas de su envejecimiento. La metodología del proyecto se basa en unificar los servicios de todas las instituciones, colectivos o asociaciones y crear una red de cuidadoras a domicilio formadas, fomentando su inserción en el mundo laboral. La cartera de servicios que plantea ofrecer es amplia: acompañamiento médico, lavandería, podología, peluquería, fisioterapia, una plataforma de alquiler de material geriátrico, asesoramiento y gestión de ayudas para adaptar las viviendas; y promoción de actividades lúdico/deportivas e intelectuales en el Centro Polivalente de la localidad.

El segundo premio de Allo ha sido concedido al proyecto ‘Rural Home Staying’, defendido por Leyre Carlos Ochoa. Se trata de implantar en el medio rural el ‘home staying’, una técnica de marketing mediante la cual las casas vacías se decoran y adecentan para incorporarlas al mercado inmobiliario, con una imagen que las haga apetecibles para alquilar o vender. Ochoa argumenta que “nuestros pueblos están llenos de casas vacías con un excelente potencial que hay que saber mostrar para incitar a quedarse en la localidad. Una oferta inmobiliaria atractiva en nuestros pueblos es fundamental para querer apostar por la vida rural”.

Un parque de economía circular y un centro cultural, en la Comarca de Sangüesa

En la comarca de Sangüesa el ‘Parque de la Economía Circular de Sangüesa’, presentado por Jesús Cía Asensio, ha recibido el primer premio. El proyecto plantea la transformación de la finca Bordablanca, que ya se dedica al cultivo de plantas medicinales y trabaja en la reinserción laboral de personas vulnerables, en el primer parque de la economía circular visitable de Europa. Un lugar de encuentro ‘living lab’, o laboratorio viviente, abierto para todos aquellos centros educativos, agentes sociales, o visitantes en general que quieran conocer in situ esta filosofía respetuosa con el medioambiente sin renunciar a la producción. La iniciativa también prevé generar oportunidades de formación e inserción a las personas más vulnerables del entorno, así como a estudiantes y universitarios que quieran colaborar en el proyecto.

El segundo premio se ha otorgado al Espacio Cultural de la Asociación de Creativos de la Comarca de Sangüesa. El proyecto propone rehabilitar alguno de los lugares emblemáticos hoy abandonados en Sangüesa (el antiguo matadero, San Salvador, la discoteca Géminis o la sede del Círculo Carlista, entre otros) y utilizarlo como espacio abierto de trabajo y reunión, para la convergencia de las distintas disciplinas creativas. El objetivo es motivar proyectos de innovación que generen un impacto positivo en la comunidad, por medio de talleres creativos, proyectos sociales, becas artísticas, festivales escénicos, etc. “Con esta iniciativa, fomentamos el sentimiento de arraigo al entorno rural a través de la sensibilidad del arte y abrimos un canal de expresión creativa y libre para la innovación, generando empleo”, explican Nora Sola y Tomás Girau, proponentes de esta idea.

Turismo y formación ocupacional, ganadores en Falces

Finalmente, en el municipio de Falces, el proyecto ‘Otoño en Falces’, propuesta de Raquel Ursua Soto e Iván Juguera Martínez, se ha alzado con el primer premio. El objetivo es dar mayor visibilidad a los pueblos, en este caso, con propuestas turísticas diferentes a las habituales. El proyecto surgió en el marco del curso de pre-emprendimiento Navarra Rural Lab y ha organizado ya con gran éxito un ‘escape room’ turístico al aire libre, adaptado a las restricciones derivadas del COVID-19. De cara a Semana Santa se trabaja en volver a repetir esta oferta turística, a la par que se desarrollan otras actividades en cartera.

El segundo premio en el entorno de Falces se ha concedido a un proyecto de formación ocupacional en oficios de reforma de interiores y acompañamiento sociolaboral destinado a doce mujeres en vulnerabilidad social de Falces y su comarca. Planea rehabilitar espacios cedidos por el Ayuntamiento, conjugando la teoría y práctica. El objetivo es formar a estas mujeres para lograr una posterior inserción en el mercado laboral a través de la creación de una microcoperativa u otras figuras de emprendimiento. “Se trata de un proyecto innovador que pretende desterrar estereotipos de género y reactivar la economía local”, ha defendido Néstor Perkaz, que presenta la idea ‘Mujeres Polimantenedoras’ junto a Itziar Torres y María Ibarrola.

Una plataforma online musical desde Arellano, premio popular

El séptimo premio no lo eligió el Jurado, sino una votación popular a través de internet, en la que se recibieron casi 4.000 sufragios y que finalmente ganó por 17 votos de diferencia el proyecto Atarian, defendido por Josu Martínez, en nombre de un equipo de diez jóvenes profesionales que están detrás de la idea. Atarian es una plataforma online de música grabada. Su objetivo es colaborar con grupos locales para construir una alternativa a las grandes plataformas de distribución musical. El plató de grabación se encuentra en Arellano.

El concurso Comunal Starter forma parte de las actuaciones del proyecto Comunal, impulsado por el Gobierno de Navarra y El Hueco, con el apoyo de Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa, cuyo objetivo es fomentar modelos de negocio innovadores en el medio rural, generar nuevas oportunidades y fijar población en estas zonas que padecen un retroceso demográfico.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours