Por Corella por la Memoria: 

Como hemos recordado en entradas anteriores (ver AQUÍ y AQUÍ) a partir de 1978 se inició en Navarra una gran movilización popular para recuperar los restos de los fusilados de 1936 y enterrarlos con la dignidad que se merecían. El alma de aquella movilización fueron los familiares de aquellos fusilados que durante muchos años habían tenido que sufrir en silencio el dolor de su desaparación violenta. La autoorganización de aquellas familias quedó plasmada en las Comisiones Pro-fusilados que se organizaron en cada pueblo.

En Corella aquellos trabajos tuvieron su culminación en los actos de Homenaje realizados en abril de 1980. La Comisión pro-fusilados de Corella hacía un llamamiento “A todas las personas de buena voluntad” a participar en aquellos actos, con estas palabras: “Ha llegado el momento sublime de rendir el más respetuoso homenaje a nuestros esposos, padres, hermanos y amigos que en la triste contienda de 1.936 fueron inmolados por el fascismo, sin haber cometido más delito que defender, durante su joven vida, la noble causa de la libertad, la democracia y la justicia social. Que su sangre derramada por tan nobles y bellos ideales, no sea entre nosotros motivo de odio ni revanchas, sino de reconciliación y amor entre todos los corellanos”.

Para recordar aquella efeméride la Asociación Cultural Tambarria había organizado un acto público de reconocimiento a aquellos corellanos y corellanas, que no pudo celebrarse a causa de la pandemia y que esperamos pueda realizarse cuando las circunstancias sanitarias lo permitan.

En aquellos años la solidaridad entre Comisiones pro-fusilados de los distintos pueblos se  manifestó de muy diversas formas, apoyándose unas a otras en un contexto todavía de represión, de falta de apoyo por las autoridades locales y de indiferencia por parte de algunos. Una forma de solidaridad era acudir a los actos que se celebraban en los pueblos vecinos. Testigos de ese mutuo apoyo son los documentos que ofrecemos en este post, que deseamos nos sirvan de recordatorio permanente de las emociones, de los anhelos y de los sufrimientos de aquellos días.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours