Trabajadores de residencias y centros de día para personas mayores y del sector de cuidados de Navarra se concentraron hace unos días, frente al Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de la Comunidad Foral.

La intención, es denunciar la responsabilidad directa del mismo en el actual sistema de cuidados, que según el sindicato ELA es "un sistema que antepone el beneficio económico por encima del cuidado de las personas y las condiciones laborales". El sindicato recuerda que el sistema de cuidados está financiado con dinero público, por lo que el Gobierno de Navarra tiene una responsabilidad directa en lo que ocurre.

También afirman que el convenio de la discapacidad acordado recientemente muestra que si hay voluntad política, se pueden mejorar las condiciones de las trabajadoras y trabajadores, y por ende, mejorar la calidad del servicio. "Es imprescindible cuidar a quienes cuidan para garantizar el derecho a unos cuidados dignos y de calidad", añaden. 
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours