La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, mantuvo ayer una reunión con los presidentes de los clubes de fútbol sala Ribera Navarra F.S., Alberto Ramírez, y C.D. Xota, José Antonio Arregui, y el presidente de la Federación Navarra de Fútbol, Rafael del Amo, a quienes ha trasladado "su preocupación por la tensión que se generó entre los clubes y sus aficionados en las pasadas semanas".

Durante el encuentro, en el que también ha participado el director gerente del Instituto Navarro del Deporte (IND), Miguel Pozueta, la consejera Esnaola ha hecho un llamamiento "a la calma, a procurar que la rivalidad deportiva no traspase límites que no son deseables". 

El objetivo es que los partidos que se disputen entre ambos conjuntos navarros sean, según los particcipantes en la reunión, "una fiesta del fútbol sala, alejados de comportamientos que no representan los valores del deporte". Para ello trabajarán "en acciones que posibiliten la generación de ese ambiente de respeto entre clubes y aficiones". 

Una guerra reabierta

Ribera Navarra y el Xota reabrireron su vieja guerra el pasado 4 de enero. Hace tres semanas se debería haber disputado un derbi que fue aplazado por petición del Xota. Este hecho conllevó que el equipo tudelano acusase a su eterno rival de incumplir el protocolo sanitario dictado por la Federación, hecho por el cual reclamó los tres puntos al Juez Único de Competición. 

Y este petición motivó la apertura de un expediente contra el club de Irurtzun. El Juez Único de Competención decidió "incoar procedimiento extraordinario al Club C.D. Xota F.S. como presunto responsable de no haber cumplido los plazos establecidos en el Protocolo Reforzado de la RFEF, al haber realizado los test a sus jugadores menos de 48 horas antes de la disputa del encuentro". 

El Xota aseguró que el Ribera Navarra había "cruzado la línea de la buena fe entre ambas entidades, con el agravante añadido de la utilización de la pandemia para obtener beneficio deportivo fuera de la pista de juego (. . .) Esta situación produce una enorme tristeza, pero que no todo vale en la vida y menos en el ámbito deportivo". 

Y el club tudelano replicó asegurando que "en una situación de pandemia" el Xota había tratado "de sacar rédito a la situación sanitaria forzando la suspensión del partido y su aplazamiento a otra fecha en la que sí dispusiera de su plantilla al completo". 





Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours