Pedro Pérez Bozal

Pablo Lorente Zapatería batalló contra las Centrales, fue concejal de Castejón por Izquierda Unida y la UPSC, ejerció y dimitió como parlamentario de IU en Navarra y preside la Fundación Sustrai. Este activista ribero vive desde hace siete años en la Sakana, pero sigue pendiente del sur de Navarra. De su trayectoria y de la actualidad política hablamos con él: 

Empecemos por el principio: las Centrales de Castejón. ¿Cómo fue esa batalla?

A finales de los noventa Aznar liberalizó el sector eléctrico y apostó por un modelo que llevó a que se crearse una burbuja similar a la que actualmente sufren las renovables. Estas políticas conllevaron un fuerte proceso especulativo que repercutió contra Castejón. 

La villa tenía dos condicionantes interesantes para implantar las Térmicas: un suministro cercano de gas (tenemos relativamente cerca al gaseoducto que conecta el Mediterráneo con el Cantábrico) y agua del Ebro. 

Castejón también tuvo dos condicionantes políticos: un alcalde proclive a 'este tipo de historias', Francisco Javier Sanz Carramiñana, y un Gobierno de Navarra liderado por Miguel Sanz que facilitó el asunto. 

Pero uno de los problemas es que las Centrales se implantaron en Castejón sin cumplir la normativa originaria del franquismo de distancia por razones de seguridad: 2.000 metros de la zona habitada consolidada. En Castejón están a apenas 100 metros y este asunto, en el referido al segundo ciclo del Hidrocantábrico, lo ganamos en los tribunales. 

Las Térmicas se nos vendieron como tecnología limpia y ahora debería comprobarse la incidencia de gases acumulativos que repercuten a favor del 'efecto invernadero' en toda la Ribera. 

¿Cómo es eso de ganar en los tribunales y que no se ejecute la sentencia?

El Tribunal Supremo nos dio la razón, pero el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y el Madrid aseguró que la sentencia era "inejecutable". Conseguimos por ello una supuesta indemnización millonaria... y finalmente nos ingresaron 986 euros que han ido a parar a nuestros abogados a pesar de en nuestra batalla judicial, si lo hubiésemos pagado todo, nos habríamos gastado 70.000 u 80.000 euros en procuradores y letrados. 

Con motivo de esta batalla judicial nació primero la Asociación de vecinos y vecinas Valentín Plaza de Castejón y posteriormente la UPSC-KHBS, que tuvo representación en el Ayuntamiento de Castejón en dos legislaturas.

¿Qué balance haces a nivel político y personal de una lucha entre desiguales como esta?

Está claro: en el sistema capitalista siempre van a ganar los poderes económicos, las grandes empresas y los gobiernos. Aun así es importante luchar, no hay que dar la batalla por perdida. Hemos demostrado en veintitrés años las mentiras de entonces del Ayuntamiento de Castejón, de Gobierno de Navarra y de diversos gobiernos de España 'de todos los colores'. 

Aquello ni era una tecnología sostenible, ni era la más económica, Se mintió mucho en plena liberalización del sector y se decía que iban a bajar los precios de la electricidad. Veintitrés años después vemos como el precio de la electricidad se ha disparado.

También te digo que les ganamos 'en campo contrario', con un árbitro imparcial y encima con su balón. Es cierto que te jode no se atrevan a ejecutar la sentencia y a desmantelar las Centrales. Pero tengo la conciencia muy tranquila: las personas y los colectivos que participamos en esta lucha hemos demostrado que teníamos razón. Y hemos callado las voces de algunos vecinos o incluso familiares que te miraban entonces con desconfianza. 

Entonces te decían que se iba a crear mucha riqueza en Castejón, que sigue teniendo una de las tasas de paro más altas de Navarra. ¿Riqueza? Carramiñana dejó once millones de euros de deuda en el Ayuntamiento de Castejón a pesar de que habían entrado veinte millones de las Centrales en una década. 

Hablemos del Canal de Navarra...

En 1995 yo recogí mi acta de parlamentario en Navarra "por imperativo legal como comunista, republicano y vasco" con una camiseta que pedía la paralización de Itoiz. Y te digo; yo sigue siendo comunista y sigo estando en contra de fortalecer el capitalismo, que tiene una alternativa más sostenible. Yo tengo ideología, no ideas. 

Es una pena que IU siempre haya tenido dos almas: la comunista y una socialdemócrata donde estaban Félix Taberna, hoy asesor número uno de María Chivite, y Martín Landa, que también ha acabado en la órbita del PSOE. 

De mí decían que era "probatasuno" por pedir el derecho de autodeterminación de los pueblos, por apoyar el euskera, por decir que Navarra tenía derechoa a apostar por su futuro...y otros estaban más pendientes del acuerdo con el PSOE de Urralburu y Otano. 

Pero a lo que iba: Itoiz. En 1993 tuvimos una reunión con un representante de la UAGN y a nosotros no nos salían los números de la primera fase del Canal de Navarra: ni las hectáreas de riego, ni los números del coste. Y el de UAGN me dijo sobre el pantano, 'nosotros queremos el Santo, ya veremos más adelante cómo lo vestimos'. 

Han pasado muchos años y sigo sin entender por qué la Ribera no tiene agua de mayor calidad y por qué no se mira sobre la mala calidad del agua del Ebro (hay que estudiar la contaminación de aguas por parte de determinados modelos agrícola y ganadero). 

Pero en realidad el agua daba igual: el negocio no era ese sino el hormigón de Acciona, que ahora ha vendido la concesión a un grupo francés.  No sé que les dirían sus directivos a María Chivite el otro día de comida, mientras los restaurantes no podían abrir. Quizás le dijeron que iban a vender el peaje en la sombra, si es que la presidenta no lo sabía ya.

Sobre el Canal de Navarra había y hay alternativas sostenibles a nivel medioambiental y económicamente más sostenibles. Algunos se empeñan en convertir el secano en regadío y se obsesionan con la productividad y así 'el planeta se va a la mierda'. 

Hay un gran negocio de las multinacionales con semillas y productos químicos, que se venden cada día más mientras hay cada vez menos gente trabajando en el medio rural. Los humanos no comemos coches sino alimentos. Y debemos priorizar un modelo sostenible y ecológico que cree empleo y que no concentre la propiedad ni privatice el terreno comunal. 

¿Qué opinas del TAV?

He visto que EH Bildu ha apoyado los Presupuestos Generales del Estado que incluyen inversiones como el TAV. Creo que se deben poner líneas rojas sobre lo que no se pasa porque si no acabas siendo cómplice de estas obras.

En Sustrai apostamos por aprovechar las infraestructuras existentes para tener servicios de calidad y poder llevar mercancías por ferrocarril. Al Parlamento ya le dijimos que el TAV no va a llevar mercancías ni va a vertebrar el territorio. Vean el AVE Sevilla-Madrid, que no ha llevo ni un kilo de mercancías en 28 años. 

El Tren de Alta Velocidad, como su propio nombre indica, esta hecho para coger grandes velocidades y grandes trayectos. Las paradas entre ciudades le 'molestan'. ¿Por qué no se desdobla la vía Castejón-Alsasua? ¿Por qué no se reabre la vía Soria-Castejón? 

Por estas vías se han llevado mercancías. De hecho en los años cuarenta pasaba por Castejón un tren que le llamaban 'el naranjero', porque venía de Valencia repleto de cítricos. Y ese tren iba a Francia. Y trenes como esos tenían enlaces en Fitero y en otras localidades. ¿Por qué no se actualiza ese modelo?

Me decías que adviertes cierta 'burbuja' en las renovables...

Así es: creo que la sociedad tiene que reducir su consumo mediante modificaciones en la movilidad, el modelo industrial, el agrario, etc. Y en esta transición debemos tener cuidado con políticas supuestamente medioambientales que no dejan de ser 'capitalismo verde'. 

Las renovables e están convirtiendo en un nicho de especulación bursátil favorecida por al UE donde invierten las compañías energéticas clásicas. ¿Modelo alternativo? El autoconsumo es una de las claves. 

Y eso lo saben las petroleras, que sufren que el ciclo extractivo les es cada vez más costoso a pesar de todas las tropelías que ha hecho el imperialismo para ganar esta batalla: la invasión de Irak o las maniobras contra Venezuela. 

No hay que olvidar que el intento de golpe de Estado de Bolivia está relacionado con su producción de litio, clave para las baterías. No quiero ser pesimista, pero cambiamos la realidad o nos va a cambiar a golpes. 

¿Qué piensas de proyectos supuestamente ecologistas como el Más País de Errejón o los Socialverdes de Geroa?

Es puro marketing: los de Vox también son verdes, ¿no? Este tipo de estrategias se llevan a cabo por chispazos mediáticos. Me acuerdo de la alcaldesa de Madrid (Manuela Carmena) que decía que no tenía ideología, que tenía ideas. Al final está gobernando el PP. 

La gran victoria del capitalismo es que nos ha hecho creer que no hay alternativa. Pero este sitema también deja espacio al rostro amable del capitalismo. Entiendo que la gente tenga contradicciones en asuntos secundarios, pero no en temas clave. 

EH Bildu creo que tiene una política medioambiental esquizofrénica: no se puede decir una cosa y votar unos presupuestos que dicen la contraria. ¿Están en contra del TAV y del Canal de Navarra? Hay cosas que son incompatibles. 

Háblame de Izquierda Unida de Navarra. ¿Me decías que detectas dos almas?

Sí: un colectivo de militantes del Partido Comunista de Euskadi nos dimos de baja en 1999 porque no estábamos de acuerdo con la deriva socialdemócrata de la coalición, que el año 2000 se presentó a las generales tras firmar un acuerdo con el PSOE de Joaquín Almunia. Esta 'socialdemocratización' creo que la están sufriendo ahora mismo Podemos y EH Bildu. 

En 1997 yo fui el primer parlamentario que renunciaba a mi acta por motivos políticos. Y no tenía ninguna necesidad de hacerlo: estaba liberado y controlaba alrededor del 30% de la dirección de IU en Navarra. 

Pero creo que era el único comunista del grupo de IU y la gota que colmó el vaso fue que la coalición se mostró contraria a la propuesta de Adolfo Araiz y Floren Aoiz para dar una salida política al conflicto vasco, como en Irlanda. 

Yo sigo creyendo en el lema 'anguitista' del "programa, programa, programa". Pero el programa hay que hacerlo de máximos, no de mínimos. Y estamos en una situación de emergencia social y climática que merece la pena que apostemos por los principios. 

Por último, no me resisto a no preguntarte por la UPSC de Castejón. ¿Cómo fue aquella aventura?

Fue un proyecto de unidad popular donde nos integramos personas de diferentes ideologías para batallar contra las Centrales Térmicas, porque por desgracia Izquierda Unida no hizo gran cosa aparte de, en algunos casos, hacernos el vacío o boicotearnos. 

UPSC-KHBS nos unió a personas de izquierdas anticapitalistas y republicanas. Ahora veo que en Castejón está gobernando Izquierda Unida con David Álvarez, del que tengo una buena opinión política a pesar de los tiempos que le han tocado gobernar. Me da pena que el año pasado no entrase UPSC porque creo que esto garantizaría que el PSOE no tendría la sartén por el mango en algunos asuntos. Pero en fin...



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours