Navarra recibirá, en los próximos días, a 20 personas migrantes trasladas desde Canarias, comunidad cuyos sistemas de acogida se han visto desbordados ante la crisis humanitaria que se está viviendo en el archipiélago. La llegada de personas migrantes, tras cruzar el mar en precarios cayucos, se ha producido en un número inasumible para los recursos disponibles en Canarias, y ello ha llevado a la Secretaria de Estado de Migraciones a solicitar la colaboración de otras autonomías.

El Gobierno de Navarra, que ya había mostrado su disposición a acoger personas migrantes tras el incendio del campo de Moria, ha respondido positivamente al llamamiento de la Secretaría de Estado, siendo la primera comunidad que lo ha hecho. Está previsto que la llegada de estas 20 personas que serán acogidas en el sistema navarro se produzca en los próximos días.

Se trata, en su mayoría, de jóvenes de origen subsahariano que serán recibidos en el sistema de acogida y ayuda humanitaria del que dispone Navarra. Un sistema cuyo número de plazas se ha aumentado en las 20 ya mencionadas, y que continuará siendo gestionado, como hasta ahora, por las entidades sociales CEAR y Cruz Roja Navarra.

“Navarra se demuestra como tierra de acogida”

El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha destacado que “Navarra demuestra, con hechos y no solo con palabras, su carácter de tierra de acogida”; y ha resaltado la “comunicación fluida que mantenemos desde el Departamento con la Secretaría de Estado de Migraciones, que nos permite dar una respuesta lo más rápida posible a crisis humanitarias como la que estamos viviendo en Canarias”.

Santos, que había avanzado este viernes en el Parlamento de Navarra que se estaban produciendo las negociaciones para esta acogida, ha querido agradecer “la disposición al trabajo de las entidades que coordinan el sistema de acogida”, y “el apoyo recibido de la mayoría de las fuerzas políticas cuando anunciamos que se estaban culminando las negociaciones para acoger a estas personas”.

Eduardo Santos ha señalado que, en su opinión, “el hecho de ser la primera comunidad que da respuesta a esta crisis humanitaria es algo anecdótico, porque no se trata de una carrera por la solidaridad”; pero también ha subrayado que “demuestra que la coordinación con la Secretaría de Estado es muy estrecha, y que estamos plenamente alineados en nuestros planteamientos de acogida y respuesta rápida a situaciones como la actual”.

Para una acogida digna

La crisis humanitaria que se vive en el archipiélago canario queda demostrada con las cifras. Entre el 1 de enero y el 15 de noviembre llegaron a las costas de Canarias, en patera o en cayuco, 16.760 personas migrantes. Ese número supone que se han multiplicado por 10 las llegadas con respecto al mismo periodo de 2019 y el incremento se concentró, especialmente, en apenas dos meses. Unas cifras inasumibles para el sistema de acogida de Canarias, que ha requerido la ayuda de otras comunidades autónomas. 

Mientras esa ayuda llegaba, en el archipiélago se habían articulado medidas provisionales con carpas o habilitando cuarteles militares en desuso. Para el consejero navarro, Eduardo Santos, “estos espacios provisionales deben estar ocupados el menor tiempo que sea posible y una respuesta rápida es clave”. “Son personas que se han jugado la vida por buscarse un futuro mejor; son personas, con todos sus derechos humanos, que merecen una acogida digna”, ha concluido Santos.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours