Gobierno de Navarra ha dado luz verde al fin a la inversión en el Centro de Atención Integral a la Discapacidad Valle del Roncal, cuya Asociación de familiares llevaba varios años reclamando unas obras de reforma de interior del centro que el Ejecutivo de UPN, el 'Cambio' y el PSN han dilatado en exceso de forma incomprensible. 

Cabe recordar que en marzo de 2016 un grupo de parlamentarios navarros pertenecientes a formaciones como Podemos, Geroa Bai, PSN o UPN comprobaron in situ todos los problemas que acarreaba un centro que ha sufrido con especial virulencia la crisis sanitaria. 

Al fin, tras años de promesas incumplidas, Gobierno de Navarra parece tener al menos la intención de poner en marcha unas obras que había prometido. 

Adecuación

Las obras de reforma del Centro de Atención Integral a la Discapacidad (CADIS) Valle de Roncal, ubicado en el barrio pamplonés de Txantrea, van a adecuar la residencia al Modelo de Atención Centrado en la Persona que impulsa Derechos Sociales, con habitaciones dobles con baño propio repartidas en cinco núcleos de convivencia y espacio para 75 residentes.

El Departamento de Derechos Sociales, a través de la Agencia Navarra de Autonomía de las Personas (ANADP), va a invertir 2.614.783,85 euros, a lo largo de los dos próximos años de duración de las obras.

Lo sustancial de las obras afecta de manera directa al bienestar de los y las personas usuarias, que padecen distintos grados de discapacidad intelectual. Así, de las habitaciones triples con baños compartidos por cada dos de ellas, esto es un baño para seis personas, se van a pasar a 35 habitaciones dobles, con baño propio, y en otras 5 individuales.

La habitación estándar, de acuerdo con el proyecto, tiene una superficie útil de casi 22 metros cuadrados y el baño asociado a ellas 14 metros cuadrados, mejor diseñada para el uso de dos personas. Su nueva distribución está pensada para permitir desenvolverse a una persona en silla de ruedas o para instalar una grúa de bipedestación, en el caso de que fuera necesario.

El acceso a los baños se realizará a través de puertas corredera que facilita el paso y optimiza el espacio. Estos cuentan con inodoro, lavabo adaptado, armarios de obra y zona de ducha a piso llano.

La reforma no realiza modificaciones estructurales en el edificio, que mantiene su configuración en 5 módulos distintos, lo que permite la independencia entre los núcleos de convivencia de unas 15 personas que residirán en cada uno de ellos, tal y como recoge la normativa recientemente aprobada. Cada módulo cuenta con zona de estar y comedor propios, además de un patio exterior. Las cocinas continuarán centralizadas por las características de la población residente.

Adecuación de los patios

Además, las obras van a intervenir en los patios exteriores entre los módulos que hasta ahora no reunían las condiciones para el uso de los y las residentes y presentaban problemas de humedad. Para ello, se reduce la superficie verde (que antes ocupaba todo el espacio) y se corrige el desnivel que dificultaba el acceso de las personas residentes.

La ejecución de los trabajos se va a realizar de forma escalonada, teniendo en cuenta que el centro seguirá albergando residentes. Dos módulos y sus anexos se van a reformar en 2021 y los otros tres, en 2022.

Recientemente, el Gobierno de Navarra autorizó a la ANADP la celebración del contrato con una financiación de 1.086.053,85 euros en 2021 y el resto, 1.528.730,05 euros en 2022.


Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours