Pedro Pérez Bozal

Sentimientos encontrados para Óscar Rodríguez Mesa, que asegura que los 28 despidos anunciados en Trenasa por el Grupo CAF se quedarán cortos: "Por muchos malabares que se hagan la realidad es que aparte de la extinción de 55 puestos de trabajo, se ha firmado el cierre en diferido".

Este soldador castejonero asegura estar satisfecho por el trabajo sindical realizado por la plantilla: "En este mes se han borrado las diferencias entre veteranos y novatos y hemos hecho un grupo que ha rozado las nubes con los dedos". 

Rodríguez, miembro de la sección sindical de LAB, se lamenta por la estrategia del comité de empresa: "El principal problema de los comités es movilizar a la plantilla, pero en este caso ha sido al revés: no querían que nos acogiésemos a la huelga, más adelante quisieron que nos saliéramos por la simple promesa de CAF de aplazar el cierre y además no nos presentaron el acuerdo final de una forma correcta". 

Y es que asegura que uno de los miembros del comité de empresa afirmó ante la asamblea de la plantilla que esto eran "lentejas a pesar de que la plantilla ha empujado hasta hacer la chispa, hemos conseguido fuego... y nos hemos quemado", explica. 

Asuntos sindicales

Rodríguez puntualiza que no tiene ningún tipo de problema personal con el comité de empresa: "Con otros representantes sindicales de CCOO y UGT hemos podido trabajar perfectamente porque no seguían al milímetro las líneas del sindicato. Y es que ahora, después de la movilización que hemos hecho, apenas nos enseñaron el acuerdo una vez arrancada la asamblea tras habernos pasado un resumen quince minutos antes de comenzarla". 

"Un representante de Comisiones Obreras aseguró que no se podía tocar ni una coma del pacto ni hacer contrapropuesta a pesar de que faltaban más de 24 horas para cerrar la negociación. Y es que el día anterior habían tenido maratón de 13 horas de una negociación que terminó con un preacuerdo firmado a falta de refrendar que aceptaba la extinción de 55 puestos de trabajo en Trenasa. Pero quiero recordar que las derrotas de CCOO no son nuestras victorias. También son nuestras derrotas", añade. 

También duda sobre las 27 recolocaciones prometidas por CAF: "No creo que se acojan siquiera dos personas a las recolocaciones que prometen en Estados Unidos y Reino Unido. Yo no me iría con esta situación sanitaria a un país que no conozco".

Estrategia

"El Grupo CAF ha chantajeado a Renfe mientras jugaba con 110 trabajadores", explica Rodríguez. "No creo que sea casualidad que hicieran fijos antes de anunciar el cierre. Y es que buscaban la tragedia: no es lo mismo anunciar 110 despidos que 60". 

"En 2015 echaron a muchos trabajadores del taller y salvaron a mucha gente de oficinas. En este caso la estrategia creo que les ha salido bien porque están como a principios de octubre: pueden echar a la plantilla de forma gradual e incluso cerrar el próximo 1 de enero", añade. 

"Hay que jugar el partido hasta el final. No se debe tener una actitud pasiva, tenemos que lamernos las heridas y estar pendientes de las elecciones sindicales que se celebrarán en enero. El termómetro de la plantilla se podría medir hoy si se abrirían las urnas", explica. 

Y sigue: "Aun así habrá que ver en enero si Trenasa sigue abierta. Habrá que ver entonces qué sindicatos tienen apoyos para hacer listas. Nosotros en LAB sí que los tenemos en la actualidad, pero malas experiencias pasadas nos hacen ser cautos en ese sentido".

Partido hasta el final

Rodríguez, que trabaja de soldador, afirma que a su sección siempre le toca la peor parte en todos los procesos. En este caso serán 12 los soldadores que abandonar que abandonarán la planta, la mayoría eventuales que se han acogido a la baja voluntaria para por lo menos poder llevarse los 5.000 euros de bonificación

El castejonero echa la vista atrás y recuerda que Trenasa ha vivido situaciones incluso peores a la actual: "En 2015 se echó a la mitad de la plantilla y en 2016 se mantuvo abierta durante todo el año en ERTE porque no había carga de trabajo y quisieron aguantar si cerrar. Ahora tendremos la rehabilitación de los 28 trenes franceses que íbamos a hacer nosotros, pero creo que CAF aseguró que el trabajo se iba a hacer en Zaragoza para presionarnos". 

Y remata: "Creo que hay pelea hasta el final. Estoy orgulloso de la presión que ha realizado esta plantilla y de haberme puesto del lado de los eventuales. Quizás algún día ganaremos una huelga (ríe). ¿Que qué creo que va a pasar conmigo? Yo voy a seguir soldando hasta que me toquen el hombro". 




Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours