Ecologistas en acción asegura que "pese a la crisis de la COVID-19, dos quintas partes de la población navarra han seguido respirando aire con más ozono del recomendado por la Organización Mundial de la Salud". 

Aun así esta asociación asegura que "la reducción de la movilidad por la crisis de la COVID-19 ha provocado una mejora sin precedentes de la calidad del aire, también en relación al ozono troposférico. No obstante, 256.000 habitantes de Navarra han seguido respirando aire contaminado por ozono durante el verano de 2020. El Informe sobre la Contaminación por Ozono de Ecologistas en Acción concluye que el 39 % de la población y el 66 % del territorio navarros han estado un año más expuestos a unos niveles insalubres de este contaminante". 

También denuncian que "el Gobierno de Navarra sigue sin adoptar medidas eficaces sobre el transporte, la industria y la agricultura y ganadería intensivas que eviten los episodios puntuales y reduzcan los elevados niveles de fondo". 

 El informe elaborado por Ecologistas en Acción analiza los datos recogidos entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2020 en 483 estaciones oficiales de medición de ozono repartidas por todo el territorio español, entre ellas 9 situadas en Navarra.

Aire contaminado en la Ribera

Entre sus conclusiones destacan que "el ozono es un contaminante muy complejo, que no tiene una fuente humana directa sino que se forma en la superficie terrestre en presencia de radiación solar por la combinación de otros contaminantes denominados precursores, emitidos por el transporte (en especial los vehículos diésel), las centrales termoeléctricas, ciertas actividades industriales o la agricultura y ganadería intensivas. Se trata por tanto de un contaminante secundario que en verano afecta a las áreas suburbanas y rurales influenciadas por la contaminación urbana e industrial".

"El informe de Ecologistas en Acción toma como referencia el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo al cual el aire contaminado por ozono ha afectado al 39 % de la población y al 66 % del territorio navarros, en las zonas de La Ribera y la Zona Media de la Comunidad de Navarra", añaden. 

Y recuerdan que "los Planes de Mejora de la Calidad del Aire para reducir la contaminación son obligatorios según la legislación vigente. Pero, en el caso del ozono, el Gobierno de Navarra sigue sin elaborar el de la zona de La Ribera, donde resulta preceptivo. Se trata de una negligencia que está poniendo en peligro la salud de los 189.000 habitantes de esta zona".

"Ecologistas en Acción ha solicitado reiteradamente al Gobierno de Navarra la adopción urgente de este plan, habiendo recibido una respuesta negativa que la organización ambiental ha recurrido en vía judicial con la finalidad de que las autoridades autonómicas cumplan con sus obligaciones legales en materia de calidad del aire y salud pública", añaden. 



 

 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours