El Grupo CAF anunció que paralizaba el cierre de Trenasa con el objetivo de lograr contratos con Renfe y lo cierto es que ha sido otra empresa estatal, ADIF, la que acaba de adjudicar a CAF Signalling un contrato de renovación y mejora de las instalaciones de seguridad del trayecto Silla-Cullera-Gandía, de la red de Cercanías de Valencia, por un importe cercano a los 20 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

CAF asegura que "los trabajos a llevar a cabo abarcan el equipamiento de instalaciones de seguridad y comunicaciones necesarias para la puesta en marcha del sistema de Bloqueo Automático Banalizado (BAB) entre Silla y Cullera, así como la renovación de instalaciones en el trayecto Cullera-Gandía".

"Dentro del alcance de este proyecto, CAF Signalling instalará sus enclavamientos de nueva generación Quasar Q4, procederá a la renovación de los elementos de campo (señales, motores y sistemas de detección por contadores de ejes) y a la instalación del sistema de protección del tren ASFA Digital, proyectando una solución para una inclusión a futuro del sistema ERTMS nivel 2", añaden. 

Contratos mayores

Cierto es que el Grupo CAF busca otro tipo de contratos mayores y cabe recordar que la multinacional con sede en Beasain es una de las cuatro candidatas construir 200 trenes para Renfe, operación que tiene un montante total de 2.700 millones de euros. 

Por último, CAF también ha anunciado que suministrará tranvías adicionales al operador belga De Lijn y a la provincia holandesa de Utrecht bajo sendos contratos ya en vigor, por un importe global cercano a los 45 millones de euros. Estos tranvías serán construidos por la planta zaragozana del grupo. 

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours