lunes, 12 de octubre de 2020

Toquero, Toquero y Toquero





Alejandro Toquero vive sus horas más bajas de popularidad al frente del Ayuntamiento de Tudela Tudela. Y es que en tan solo unos días se ha demostrado que se embolsó dietas incompatibles con su cargo, que pudo conocer desde hace más de seis meses la existencia del impopular proyecto para instalar una gasolinera en el casco urbano de la capital ribera, que se ha evidenciado que su partido utiliza las redes sociales municipales de forma partidista y que se ha sabido el autor de los carteles colgados era un viejo aliado suyo.

Crisis regionalista

Alejandro Toquero cogió las riendas de UPN Tudela en las horas más bajas de su historia. Y es que en 2015 el partido regionalista se había quedado sin la alcaldía tras perder más de 1.000 apoyos y las dimisiones de concejales y portavoces se sucedían en frenesí. 

Cierto es que a la estrella emergente de los regionalistas se aprovechó electoralmente de dos decisiones relacionadas con la política autonómica que le vinieron 'de perlas': la decisión de Izquierda-Ezkerra y Podemos de presentarse por separado y la unión de UPN, Ciudadanos y PP. 

Ambos hechos posibilitaron que el bloque del centro-derecha, que en Tudela concentró el voto en Navarra Suma, obtuviera en 2019 mayoría absoluta a pesar de perder en votos contra las listas del centro-izquierda. 

La imagen victoriosa del nuevo alcalde en medio del desánimo, UPN no recobró el poder en Navarra en 2019, le han regalado a éste un aura de 'triunfador' a nivel regionalista. Este hecho explica en parte que Toquero fuese el miembro de la Ejecutiva del partido más apoyado junto a Carlos García Adanero. 

Toquero es la clave de la legislatura 2019-23

Javier Esparza va camino de sumar ocho años en la oposición, Enrique Maya puede gobernar otra legislatura anodina sin siquiera poder aprobar unos presupuestos y Sergio Sayas y García Adanero no influyen en favor de Navarra en el Congreso porque UPN ha decidido competir con Vox para ver quién es el que grita más contra el Gobierno central. 

Ante este panorama desolador, Toquero es la clave de Navarra Suma a nivel autonómico por su capacidad para hacerse oír o influir en 'seis pistas' del baile político: el Ayuntamiento de Tudela, el Consorcio EDER, la Mancomunidad de Residuos, la Federación Navarra de Municipios y Concejos, la Junta de Bardenas y las relaciones 'Ribera-Navarra'.

Toquero en menos de año y medio ha dejado patentes sus indisimuladas ambiciones al organizar un equipo heterogéneo que le ayude a mantenerse como estrella emergente de UPN (que podría tener que mirar hacia la Ribera si, en 2023, para Esparza a la tercera no va la vencida).

Mantra

 El alcalde de Tudela utiliza la pista municipal para presentar recurrentes mociones que tienen el objetivo de protestar contra el Gobierno de Navarra con la intención de resucitar el viejo mantra 'norte-sur' en Navarra que tanto le renta a UPN. 

Cabe recordar que UPN en Tudela lleva décadas jugando la carta de que en el norte se llevan todo, no han visto algunos las infraestructuras y servicios de la Sakana o la Merindad de Sangüesa. Este debate artificial con claros componentes 'euskarófobos' tiene la intención de insinuar que en el norte de Navarra se aprovechan de la Ribera de Navarra. 

Toquero también influye en la Mancomunidad de la Ribera, que acaba de resolver un concurso de limpieza con polémica y con triunfo... de FCC. También lo hace en EDER, que ha tumbado a Abel Casado sin que nadie sepa todavía muy bien por qué. Y podría hacerlo si quisiera en la Junta de Bardenas, anclada en el medievo. 

Aunque dónde mejor se ven los propósitos del alcalde de Tudela es en la Federación Navarra de Municipios y Concejos, organismo controlado por el centro-izquierda y en el que Toquero ejerce el papel de ruidoso 'líder de la oposición'.

Medios y redes

El equipo de Toquero se completa con su eterna sombra, Fernando Ferrer, que ha demostrado sobradamente que no está capacitado para asumir las responsabilidades que Navarra Suma le ha encomendado, y con algún alcalde ribero que aspira a conocer Pamplona de cerca. 

Toquero, muy obsesionado con lo que se dice en las redes sociales, también está apostando por asumir la nueva estrategia mediática de UPN: rebajar la clásica dependencia del centro-derecha foral hacia Diario de Navarra, 'centrado por la crisis', para apostar más por medios como Navarra.com o Navarra TV. 

¿El 'mal menor'?

En el PSN andan alardeando 'por lo bajini' de que han tumbado uno de los proyectos más famosos de Toquero: la elección de un gerente del Consorcio EDER que tuviera 'perfil político' y convirtiera al organismo en "un lobby de la Ribera ante el Gobierno de Navarra. 

Los socialistas quieren contemporizar con Toquero a pesar de que el objetivo de Navarra Suma es tirar a María Chivite mediante un argumentario que dice que el PSN gobierna gracias a "los amigos de ETA" (que son los mismos que permitieron que UPN accediera por primera vez al poder nivel autonómico, año 1991). 

Pero Toquero tiene sus propósitos a pesar de que aparentemente apuesta por la supuesta mesura: el fichaje de una jefa de Gabinete que no entraba en el retrato robot que había dibujado la oposición, su apuesta por un gerente de perfil apolítico en EDER o su decisión de posponer el relevo de Abel Casado para no enfadar a varias entidades privadas que tradicionalmente han estado en las cercanías ideológicas de UPN. 

Los vaivenes del PSN

El PSN, con el alcalde ribaforadero Tirso Calvo como nuevo hombre fuerte en la Ribera, ha consensuado con Toquero el puesto de gerente y ha rebajado las críticas contra la Mancomunidad tras haberse provocado un conflicto interno que ha dejado marcados a los alcaldes socialistas en Fontellas y Cabanillas. 

El partido que lidera el Gobierno foral, que no quiere que otros asuntos menores ensanchen una agenda desbordada por la crisis sanitaria, ha apostado por destensar el clima político ribero mediante la reinstauración del famoso 'pacto del Régimen' (que siempre ha seguido vigente en Bardenas).

El único aspecto esperanzador frente al poder omnímodo de Toquero y los vaivenes del PSN es que en esta legislatura se ha consolidado una especie de agrupación progresista que se comenzó a tejer en 2015 que cuenta con unos elementos políticos, sindicales, mediáticos, asociativos y culturales al margen del PSN que no están dispuestos a mirar para otro lado ante los proyectos de este polémico político.



No hay comentarios:

Publicar un comentario