El 'cierre' de Navarra, que finalmente permite reuniones en ámbitos públicos y privados de seis personas que no compartan residencia, ha despertado el enfado en la hostelería. La Asociación de Hostelería de Navarra (AEHN), la Asociación Navarra de Pequeña Hostelería (ANAPEH), la Asociación de Empresas de Salas de Fiesta, Bares y Discotecas (Asbana) y la Asociación Casco Antiguo de Pamplona protestaron anteayer por las restricciones a un sector que genera alrededor de 18.000 empleos en la Comunidad Foral.

Y también dejaron claro que uno de los puntos de fricción con el Ejecutivo foral es que están convencidos que la ayuda económica que saldrá de las arcas forales para reactivar el sector es a todas luces insuficiente. 

Izquierda-Ezkerra exige en Tudela un plan municipal para reactivar la hostelería

La coalición progresista ha mostrado su apoyo al sector de la hostelería y le ha pedido a Navarra Suma y PSN, que habían presentado una declaración institucional por separado, que trabajen junto a ellos en un nuevo texto común para los tres grupos. 

Izquierda-Ezkerra considera "que desde los ayuntamientos también se deben articular ayudas para estos negocios. Los ayuntamientos, a pesar de seguir en vigor la ley de estabilidad presupuestaria del PP y apoyada por UPN, pueden hacer uso del remanente existente. Por tanto, creemos que se puede emplear ese remanente para seguir estableciendo ayudas al sector y prorrateando o suprimiendo tasas y solicitando a otras entidades que lo hagan también". 

El grupo liderado por Olga Risueño asegura que quieren "añadir a los puntos de apoyo al sector y de exigencia de ayudas al Gobierno de Navarra, que el ayuntamiento de Tudela se comprometa a establecer de forma urgente, en la medida de sus competencias, un plan de rescate que compense en alguna medida las pérdidas que está sufriendo el sector y que garantice la pervivencia de los negocios". Por último, anuncian también que pedirán que la Mancomunidad de la Ribera no cobra la tasa de basura en 2021 a los negocios hosteleros. 

El PSN pide a Toquero que "arrime el hombro"

Navarra Suma ha aprovechado el enfado del sector hostelero para calentar el ambiente: Enrique Maya, alcalde de Pamplona, aseguró sin dato oficial al que acogerese que los positivos se han disparado en la Comunidad Foral por los "botellones y los pisos". 

Y Alejandro Toquero, que llegó a denunciar la supuesta fijación de María Chivite contra Tudela en El Mundo, ha omitido la crisis sanitaria para asegurar que la hostelería está atravesando una situación "durísima e injusta", en clara referencia al Gobierno de Navarra. 

El portavoz del PSN en el Ayuntamiento de Tudela, Ángel Sanz, ha pedido al equipo de Navarra Suma que "arrime el hombro" y que parte de los ocho millones de euros que tiene de remanentes los utilice para "paliar las consecuencias que se derivarán del cierre de la hostelería". 

Sanz, que se encuentra en su casa tras dar positivo por coronavirus, recuerda que el Ejecutivo liderado por María Chivite ha habilitado una partida de ayudas directas de 10 millones de euros al sector y que esta cifra "se suma a otras adoptadas por el Gobierno "como el aporte de liquidez con líneas de préstamos y avales a las empresas, aplazamientos fiscales, ayuda a autónomos, mantenimiento de ERTEs o la reciente propuesta de eliminación del IAE y módulos". 

El portavoz socialista dice que ahora "la pregunta es qué va a hacer el Equipo de Gobierno de Tudela, aparte de presentar una Declaración Institucional en el Ayuntamiento en la que califica de injusta la medida de cierre de la hostelería, como si la pandemia no existiera". 




Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours