viernes, 25 de septiembre de 2020

Bar Aragón, 1935: así nació el Club Deportivo Tudelano





Por Javier Frías Alfaro:
 
El llamado “foot-ball” llegó a Navarra a comienzos del Siglo XX a través de un joven apellidado Emparan de origen bilbaíno, que había vivido en Inglaterra y que estudió en Pamplona. En 1910 incluso llegó a anunciarse un campeonato para las fiestas de San Fermín. Poco a poco este deporte fue extendiéndose por toda la Comunidad, llegando también a la ribera.

Para encontrar los antecedentes del C.D. Tudelano hay que remontarse unos años más adelante, en 1920, cuando el que hoy en día es considerado como el deporte rey estaba ya introducido en Navarra. El primer club de fútbol es la Asociación Deportiva Tudelana, que nació en 1921 y jugaba en el campo de Griseras. La vida del equipo fue corta, pues debido a diferentes dificultades acabó desapareciendo en 1927.

Sin embargo, la mayoría de las personas que conformaban esta Asociación Deportiva crearon otro club, la Sociedad Gastetasuna, que continuó compitiendo en Griseras. Durante los años siguientes siguieron fundándose distintos clubes como el Tudela F.C., Ancora, Sociedad Jai-Alai, Muskaria, el Aragón o el Arenas que hacían referencia a distintas peñas y sociedades de la ciudad ribera. El nombre más sorprendente de esta nueva retahíla de equipos se lo llevó el Club Deportivo Vegetariano.

Cuentan José Mª Echániz y José Mª Ferrer en el libro “Historia del Club Atlético Osasuna y del deporte navarro” de 1981 que los enfrentamientos eran continuos, rebasando en muchas ocasiones los límites estrictamente deportivos.

Otro aspecto importante fue la creación de la Federación Navarra de Fútbol el 21 de mayo de 1928. Hasta entonces el fútbol Foral se enmarcaba dentro de la Federación Guipuzcoana, una comunidad más adelantada en el deporte rey. La capital ribera no contaba entonces con ningún equipo de referencia para participar en las categorías de la región.

Lucas Gallego, Bar Aragón 1935

Los capitanes y representantes de los diferentes equipos de Tudela decidieron reunirse en 1935 a propuesta de Lucas Gallego. El lugar elegido fue el bar Aragón, situado en la icónica Plaza de los Fueros de la ciudad ribera. Allí los clubes Tudela F.C., Ancora Fordín, Muskaria y C.D. Vegetariano se fusionaron y fundaron el Club Deportivo Tudelano.

El propio C.D. Tudelano indica en su página web el acta de constitución: “En la ciudad de Tudela a veintinueve de noviembre de mil novecientos treinta y cinco se celebró reunión bajo la presidencia de la Comisión Organizadora del Club Deportivo Tudelano a fin de favorecer la constitución de dicha sociedad y nombrar su junta directiva”.

Conformaron esa primera Junta: Lucas Gallego, presidente, Jesús Iturre, vicepresidente, Joaquín Pérez Arcos, José Huarte Casadabán, José Blanco Benito, Estebán López de Goicoechea, Ángel Abascal, José Echeverría y Pedro Aliana. También se decidieron los colores de la equipación, blanca la camiseta y negros los pantalones.

Sorprendentemente no entró en esta coalición el C.D. Arenas, un conjunto con arraigo en Tudela que continuó con su actividad. La fundación del Tudelano que conocemos hoy en día coincidió con un concurso de adjudicación del campo municipal de Griseras por parte del Ayuntamiento de Tudela, que lo obtuvo el nuevo club. El Arenas de este modo se vio sin campo y muchos de sus futbolistas decidieron pasarse al C.D. Tudelano.

La primera alineación, en el partido de presentación contra el Águilas de Soria estuvo formada por: Martínez como portero, Lazcano, Vallejo y Tomás Aznar en defensa. Ochoa y González en el centro del campo y Arregui, Emiliano González, Olleta, Sierra y Bailo en ataque.

El nacimiento del fútbol en otras localidades riberas

El equipo ribero con más años de vida es el C.D. Alesves de Villafranca, una localidad que vio nacer a su club de fútbol en 1922. El equipo ribero, cuya primera vestimenta era completamente negra, comenzó disputando los partidos en el Terreno del Juncal y en el Berbal, antes de instalarse definitivamente en El Palomar.

Hasta seis futbolistas que han surgido del Alesves han conseguido llegar a Primera Divisón, si bien destacan los cuatro hermanos Glaría, José, Javier, Paco y Jesús, éstos dos últimos con experiencia en la Selección Española.

Otra de las localidades que cuenta con larga trayectoria en el fútbol es Corella, cuyo equipo data de 1929. En el mencionado libro “Historia del Club Atlético Osasuna y del deporte navarro” se afirma que “En aquella primera etapa se juega en los terrenos destinado en verano a trillar el trigo, en las eras, tal y como se hacía en muchos pueblos de la ribera.”

El C.A. Castejón es otro de los equipos punteros de la ribera. Aunque para su nacimiento hubo que esperar hasta 1943, la localidad contaba con equipos de aficionados llamados “El Puchero” y “La Covertera”, que disputaban encuentros amistosos contra conjuntos de localidades cercanas. Las crónicas de la época destacan la agresividad con la que se empleaban los futbolistas.

Cabe decir que en 1910 nació el primer futbolista ribero que jugó para la Selección Española y cuya localidad de origen era precisamente Castejón. Julio Antonio Elicegui, más conocido posteriormente como “El expreso de Irún”, jugó para los equipos de Arin Sport, El Azcoyen de Peralta y el Beasáin antes de dar el salto a un grande en ese momento del Fútbol español, el Real Unión de Irún.

Elicegui disputó cuatro encuentros con la selección en el año 1933. Contra Portugal, donde marcó dos goles (3-0), contra Francia (Derrota por 1-0), contra Yugoslavia (1-1) y por último frente a Bulgaria, donde la Selección venció por 13-0 y consiguió un hatt-trick.

No hay comentarios:

Publicar un comentario