martes, 21 de julio de 2020

El Alhama se llena de porquería a su paso por Fitero








El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Fitero optó este verano por no abrir las piscinas municipales con intención de evitar posibles problemas. Cabe recordar que la villa termal ha sufrido con especial virulencia la crisis sanitaria.

Pero las administraciones públicas no pueden seguir con los ojos cerrados ante la creciente dinámica de la juventud de la villa de bañarse en el Alhama. Y esta 'nueva piscina' natural, sin socorristas ni medidas de protección sanitaria, está desembocando en que la inseguridad aumente entre los más jóvenes y en que la porquería se acumule en las aguas y márgenes de este afluente del Ebro.

Miguel Aguirre Yanguas, que en las recientes primarias de UPN apoyó al candidato finalmente derrotado Sergio Sayas, quizás complemente su creciente preocupación hacia los peligros del ocio nocturno con un interés por las actividades diurnas de los más jóvenes.

Fotografía: Alberto Calvo Yanguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario