sábado, 6 de junio de 2020

Sobre la perspectiva lingüística de la Ribera







Pedro Moreno Ramiro en el Noticias de Navarra escribe que desde Tudela "tierra que habitó el clan vascón Banu Quasi hasta las Encartaciones todo es culturalmente Euskal Heria(k), de eso no hay ninguna duda histórico-cultural, eso sí, debemos y tenemos que ser conscientes de dos reflexiones que son fundamentales si queremos encontrar una solución política al conflicto identitario que vivimos en este país de diversidad. La primera, es que en la actualidad pese a que los vascones surgieron en Nafarroa las personas que más identitariamente vascas se sienten son aquellas que viven en la CAV, independientemente de su sesgo político".

"Por el contrario, en Nafarroa todas son navarras pero no vascas, muchas de ellas son navarras y españolas y otras navarras y vascas. Este hecho que es una evidencia sociológica, supone un problema político para aquellas que defendemos la unidad política de los pueblos vascos, de ahí mi segunda y última reflexión. Sí queremos construir un relato común para todas las vascas-navarras tenemos y debemos de asumir que este es un país plurilingüe, como antaño lo fue el Reino de Nafarroa, donde conviven tres lenguas: francés, euskera y castellano", añade.

Y remata: "Eso no quiere decir que no debamos de luchar y perseguir el crecimiento y asentamiento del euskera en todos los territorios vascos, pero sí quiere decir, que igual en lugares como la Ribera navarra sería más fácil conquistar el relato de país desde los hechos históricos que desde las perspectivas lingüísticas. Son tiempos de cambios, por lo que los cambios estratégicos y de actuación política pueden ser fundamentales para construir una Euskal Herria(k) independiente y soberana, la que si por mí fuera, debería de ser de raíz libertaria, tronco ecosocial y copa feminista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario