miércoles, 24 de junio de 2020

Gran parte de la comarca del Alhama-Linares perdió más de un 65% de su población en el último siglo







Parece increíble pero es cierto: tres localidades de la comarca del Alhama-Linares, Fitero, Cintruénigo y Corella, figuraban junto a Cascante y Tudela en el ránking de las diez localidades navarras más habitadas en 1900.

Poco o nada queda de esa pujanza poblacional en una comarca envejecida y abandonada a su suerte. Y es que si sumamos habitantes entre los pueblos que comienzan a contar en el nacimiento del Linares, Puerto de Oncala, y acabarían en el paso del Linares-Alhama a Navarra, Fitero, la caída es superior al 65% de la población entre 1920 y 2020.

Este hecho está 'compensado' en parte por el crecimiento poblacional de la comarca en las tres localidades por las que discurren las aguas que nacen en Oncala y Suellacabras y desembocan en el Ebro. Y es que la pujanza de Cintruénigo, Corella y Alfaro provoca que esta comarca natural 'solo' pierda alrededor del 19% de la población en el último siglo.

Caídas generalizadas

Recordemos que el Alhama nace en Suellacabras, que ha pasado en un siglo de 410 a 25 habitantes; y transcurre por Magaña, de 456 a 73; Cigudosa, de 403 a 19; San Felices, de 567 a 51; la envejecida Aguilar del Río Alhama más Inestrillas de 2.314 a 460; Cervera del Río Alhama, de 6.908 a 2.294 junto a Rincón de Olivedo, Ventas de Baño, Cabretón y Valverde; y Fitero, de 3.282 a 2.011.

La villa termal lidera la caída poblacional en la Ribera navarra de la última década al ceder más de 300 habitantes a pesar de que la inmigración frena el desplome de su censo. Fitero pasa en 120 años del quinto puesto entre las localidades más habitadas en la Ribera a haberse convertido en la quinta menos habitada del sur de Navarra (ya solo se encuentra en número de habitantes por encima de Cadreita, Cabanillas, Monteagudo y Fontellas).

¿Y los pueblos del Linares? Oncala ha pasado de 295 habitantes a 70 en el último siglo; San Pedro Manrique junto a sus 18 núcleos añadidos (Acrijos, Armejún, Fuentebella, Sarnago, Valdelavilla o Vea) pasa de 905 a 617 habitantes que anoche no disfrutaron del paso del fuego y las Móndidas; Cornago de 1.944 a 312; e Igea de 1.572 a 595.

La riada despoblacional que viene de la sierra del Alcarama llega hasta Fitero. Y si es que la caída es superior al 65% si sumamos los censos de las localidades del Alhama-Linares hasta la villa termal: de 23.772 habitantes en 1920 pasan a 8.121 en la actualidad.

Esta salvaje sangría la maquillan Cintruénigo, que pasa de 3.814 a 7.903; Corella, de 6.780 a 7.971; y Alfaro, de 6.936 a 9.476. Sumando estas tres localidades la caída de la comarca al completo ronda el 19% en las catorce localidades: de los 41.302 habitantes de 1920 se pasa hasta los 33.471 de la actualidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario