Las cuentas del señor Toquero y los retos post COVID-19; por Olga Risueño (portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Ayuntamiento de Tudela):

Aunque parece que la situación va mejorando, la tremenda crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia de la COVID-19 nos ha llenado a todos de incertidumbres. No sabemos con certeza qué ha pasado realmente, ni cómo ni cuándo podremos recuperar el pulso de nuestras vidas. Haciendo un ejercicio de vuelta a esa “normalidad” vamos a intentar situarnos solo tres meses atrás, a primeros de febrero, cuando el Sr. Toquero afirmaba públicamente que en seis meses con él al mando ya se estaban notando importantes cambios en Tudela.

En esos momentos, el alcalde decía que le habían dado la vuelta como un calcetín a la ciudad y se refirió al buen estado de las cuentas municipales: “tenemos un cierre contable bueno, un ayuntamiento saneado porque se ha trabajado mucho”. A ese respecto, le pedimos un poco menos de egocentrismo, y nos parece necesario señalar que las actuales cuentas del ayuntamiento no son las cuentas del Sr. Toquero, sino las del Ayuntamiento de Tudela, que es de todas y todos, y que los últimos datos de los que disponemos se corresponden con las del cierre económico del año 2019, el último año presupuestario de la legislatura pasada, con equipo de gobierno de IE, PSN y Tudela Puede.

La ciudadanía de Tudela es inteligente y sabrá sacar conclusiones. Nosotros simplemente aportamos, en el cuadro que sigue, los números de los cierres contables de los ejercicios económicos municipales de 2015 (lo que recibimos de UPN) y de 2019 (lo que dejamos a NA+). Y la conclusión es clara: en la anterior legislatura sí que conseguimos darle la vuelta a la situación, y por eso Tudela cuenta en este principio de 2020 con un ayuntamiento saneado, con remanente, y con proyectos aprobados y financiación externa. Todo esto gracias al trabajo del anterior equipo de gobierno y también, no queremos obviarlo, a una coyuntura económica favorable.


                                                                                               2015***2019

Presupuesto definitivo                                            43.700.386,35***50.961.133,34
Gastos / obligaciones reconocidas            42.093.219,33 (96,3%)***37.688.166,09 (74%)
Resultado presupuestario inicial                            - 6.545.401,33***6.326.802,57
Rtdo. ajustado / Superávit real                                    645.764,98***4.973.966,95
Ingresos no financieros                                              32.847.818 ***44.014.968,66
Evolución de los gastos                                          29.269.197,26***35.639.549,85
Remanente de tesorería                                             - 295.698,03***5.128.787,11
Deuda a largo plazo                                  25.437.017,45 (77,7%)***16.162.668,70 (42,55%)

Efectivamente, Sr. Toquero, tenemos un ayuntamiento saneado, pero esta crisis provocada por la pandemia de la COVID-19 todavía no ha terminado y la salida de la misma va a ser compleja y difícil… tremendamente difícil. ¿Y qué vamos a hacer en los tiempos de incertidumbre que vivimos? Porque si algo ha quedado claro en estos últimos meses (aparte de la necesidad de una buena sanidad pública) es que las personas deben estar necesariamente por encima de los intereses económicos, que los problemas son globales pero que es crucial actuar localmente, y que es imprescindible enfrentarlos unidos.

Es por eso que todos vamos a tener que poner grandes dosis de inteligencia, toda la colaboración y mucho esfuerzo para salir adelante dejando el menor número posible de personas en el camino. Y si a todas y a todos nos va a tocar apechugar, el ayuntamiento debe ser el primero y dar ejemplo. Desde nuestro punto de vista no basta con una serie de medidas sociales y económicas dispersas como las que ha ido anunciando el Sr. Toquero, por el momento sin concretar muchas de ellas y que todavía estamos esperando que los técnicos las trabajen y las desarrollen, después de anunciarlas. La situación económica del ayuntamiento es buena, lo que afortunadamente permitiría abordar la situación de una manera más global, mediante la realización de un Plan Integral de Reactivación Socioeconómica post COVID-19 para Tudela.

Un plan que debería ser elaborado con urgencia por los servicios municipales, con la colaboración de todos los grupos políticos del ayuntamiento y con participación efectiva y real de agentes y entidades de todos los sectores sociales y de actividad. Un plan realista y ambicioso a la vez, a dos/tres años vista, y con una dotación económica superior al millón de euros anuales. La elaboración de ese Plan Integral de Reactivación Socioeconómica no le ha debido parecer pertinente a Na+ (UPN, PP y Ciudadanos), ya que rechazó en el Pleno del lunes 4 de mayo nuestra propuesta.

Además, hay que modificar a la mayor brevedad (pensamos que ya debería haberse hecho) y en lo que sea necesario, el presupuesto municipal de 2020, para que la modificación esté operativa desde primeros de septiembre, con el fin de que los sectores más vulnerables y más afectados puedan enfrentar los efectos de la crisis más y mejor acompañados por la ayuda del ayuntamiento. Sr. Toquero, ese Plan de Reactivación Socioeconómica es lo que Tudela necesita, pero parece que a ustedes eso les da igual.

Prefieren -como si nada hubiera pasado- nombrar a dos nuevos cargos de confianza (su jefa de gabinete y la gerente de Tudela Cultura, unos 100.000 € anuales entre ambas), nombramientos de dudosa necesidad, y más en estos tiempos. Se lo repetimos otra vez (y ya hemos perdido la cuenta): más rigor por parte del equipo de gobierno, y más escucha y más participación real para la oposición. Menos fotos y menos guiños para las redes sociales, que son solo propaganda. Y por favor no haga más nombramientos innecesarios y costosos para las arcas municipales.

Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours