Colectivos de diferentes ámbitos en Euskadi y Navarra han presentado la campaña 'Orain ardura-Ahora responsabilidad', que exige la paralización de las obras del TAV.

En su manifiesto aseguran que "el estado español se coloca a la cabeza mundial en km. de tren de alta velocidad por millón de habitantes, muy por delante de países catalogados como desarrollados y poderosos económicamente como Japón, Alemania, Francia, EEUU y un largo etc. A pesar de ello, se sitúa en el último lugar en cuanto a su utilización, teniendo el ratio más bajo de pasajeros por km".

"En lo que se refiere a la Comunidad Autónoma Vasca y a la Comunidad Foral Navarra, si construyesen todos los tramos del TAV anunciados, doblaríamos el ratio de kilómetros por millón de habitantes del propio estado español", añaden. 

Cifras

Este colectivo asegura que "con motivo de la crisis del coronavirus, los 3 millones de euros inicialmente destinados por el Gobierno Vasco para autónomas y autónomos o los 2,5 millones para profesionales de la cultura equivalen a 100 y 83 metros de TAV respectivamente. El edificio destinado al Laboratorio Unificado del Complejo Hospitalario de Navarra equivale al coste de 656 metros de TAV y con lo que cuesta la línea de TAV entre Gasteiz e Iruñea, se podrían construir 32 hospitales como el de Eibar, que se inauguró hace año y medio".

"Las millonarias inversiones de los gobiernos en grandes infraestructuras como el TAV, se han producido al mismo tiempo en el que se llevaban a cabo fuertes recortes en cuestiones vitales como la sanidad y los servicios sociales y eso nos ha llevado a observar día tras día hospitales saturados, personal sanitario doblando turnos, residencias de mayores convertidas en mataderos y abandonadas a su suerte, gente muriendo en soledad, hoteles improvisados como hospitales, mujeres fabricando mascarillas y caretas en sus casas", sostienen. 

Es por ello que piden "que toda la inversión económica para el TAV sea destinada a cuestiones de urgencia y prioritarias un sistema de salud público con personal y recursos suficientes, el cuidado de calidad de las personas mayores, de las dependientes y de quienes las cuidan, unas pensiones justas, unos ingresos básicos para todas las personas, una educación pública de calidad, el fomento del euskera, una apuesta por la soberanía alimentaria, unos servicios sociales de calidad, una valorización de los cuidados, el respaldo a las personas de los sectores gravemente dañados por la crisis del Covid-19 como el pequeño comercio, el mundo de la cultura, etc".
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours