Ayer se cumplió un año de la celebración de las últimas elecciones municipales y, una legislatura más, las agrupaciones independientes todavía no han cobrado lo que les corresponde por cada voto y concejal que obtienen.

Jesús Jiménez, de la Agrupación Independiente de Izquierdas (Villafranca), se lamenta porque no han "recibido la cantidad, que además es insuficiente a todas luces. Esta deuda es un agravio comparativo respecto a los partidos políticos".

"Esta demora, excesiva e injusta, impide a grupos como el nuestro llevar a cabo actividades de ningún tipo, al tiempo que obliga a mantener abierta una cuenta bancaria en precario a la espera de que llegue la referida subvención", añade.

"A los políticos se les llena la boca defendiendo la participación ciudadana en la vida política, pero luego no reclaman contra la injusticia de las leyes de gasto y financiación electoral que asfixian a las candidaturas independientes, impidiéndoles concurrir en condiciones razonables. Participación, sí. Pero sin competencia", remata.

Una ley hecha para el bipartidismo

El PP de la Gürtel y el PSOE de los ERE están encantados con otra medida hecha para asfixiar a las agrupaciones independientes: la ley de financiación de los partidos políticos. Esta ley se modificó sin mesura en 2015 y planteó sanciones de entre 50.000 y 100.000 euros para las plataformas que superasen un 10% el techo de gasto, situado en once céntimos por cada miembro del censo en el que se presenta la candidatura.

El Tribunal de Cuentas abrió más de 500 expedientes sancionadores en 2017. Por suerte la desproporcionada medida no se llevó a cabo y los miembros de las candidaturas tan solo tuvieron que pagar como sanción la cantidad que se hubieran superado.

Inviable

Las agrupaciones independientes tienen que recoger firmas para presentarse, suelen estar más de dos años sin cobrar lo que les pertenece y además sus miembros están expuestos a multas millonarias por memeces. ¿Democracia? Para el PP y el PSOE, que no recogen firmas, compiten con dinero sucio y amenazan a sus rivales con multas exorbitantes. 

Sea como fuere, además de la AII de Villafranca existen varias agrupaciones con representación en la Ribera: Cambiar Buñuel, la Agrupación Corellana Independiente, Cortes entre todos, la Agrupación Independiente de Tulebras y la Agrupación Independiente de Barillas (que ostentan la alcaldía de sus localidades), la Candidatura Progresistas de Valtierra, la Agrupación Popular Cirbonera, la Coalición de Izquierdas de Cascante y Murchantinos por Murchante.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours