viernes, 10 de abril de 2020

UPN se sitúa a la derecha de Atila en el Congreso





No hace falta que Vox tenga implantación en Navarra porque UPN ya le cubre el hueco. La habitual actitud ultra de Sergio Sayas y Carlos García Adanero en el Congreso demuestra que los regionalistas han perdido el norte. 

García Adanero se marcó ayer un discurso bronco, oportunista e ineficaz. Su utilización del sentimentalismo más barato para poner palos en las ruedas al Gobierno evidencia que mientras el PNV se gana inversiones para Euskadi, UPN se gana los aplausos de Abascal. Enhorabuena.

Las perlas del playero

García Adanero, ayer: "Hoy Jueves Santo la gente tendría que estar en la playa, en las procesiones, en el campo, en el pueblo, haciendo deporte, donde le diera la gana, pero están en casa, recluidos en casa y todo lo que les da el Gobierno son unas ruedas de prensa interminables, para decir que gastamos menos queroseno, que ahora apostamos menos, que los niños se lavan las manos. ¿Eso es lo que se puede ofrecer a los españoles que están en su casa? ¿Y certidumbre? ¿Y qué va a ser de su futuro? ¿Y qué va pasar el día que se abran las puertas? ¿Qué va a pasar con los escolares? La gente está en su casa sufriendo. Se necesitan certezas".

El socialista Santos Cerdán criticó "el discurso vergonzoso, miserable y plagado de mentiras con el que Carlos García Adanero ha subido al estrado para defender la postura de los regionalistas navarros". Y reconoció que "el carácter grosero de los diputados de UPN, Carlos García Adanero y Sergio Sayas, nada tiene que ver con la posición que Javier Esparza mantiene en el debate político navarro".




No hay comentarios:

Publicar un comentario