El plan para privatizar la compañía pública al descubierto Correos sigue a la deriva de la mano de Juan Manuel Serrano, promocionado a la presidencia de la compañía a pesar de no tener ninguna experiencia previa en el sector.

El amigo de Pedro Sánchez está siendo incapaz de encauzar los designios de la empresa pública. Este gigante estatal adolece desde hace años de siete pecados capitales: intereses ocultos, politización, borreguismo interno, sumisión a cambio de plazas, los ERE caprichosos, planes estratégicos de dudosa viabilidad y extraños casos de promoción profesional.

Comisiones Obreras y Correos, una relación incestuosa Comisiones Obreras controla desde hace tiempo la Dirección de Personas y Relaciones Laborales, es decir, la relación con los sindicatos, sus prebendas y por ende a todo el personal (especialmente el directivo). Este sindicato mayoritario y cómplice con la cúpula de Correos tiene a los cursos de formación como oscuro objeto de deseo (ya que estos mecanismos nutren sus arcas con la complicidad del Gobierno, encantado con tener a las centrales sindicales 'domesticadas').

Roberto Ducay, ¿posible enterrador y posible ejecutor del ERE?

Una de las personas clave de la nueva etapa de Correos es Roberto Ducay Azparren, director financiero y de expansión en Correos que tiene experiencia previa en Deloitte, compañía que se embolsó 338.000 euros para impulsar su transformación y elaborar el Plan Estratégico 2020-23 en Correos. Ducay es, según su página de LinkedIN, "un ejecutivo con amplia experiencia en planificación estratégica y gobierno corporativo, y en liderar procesos de transformación y restructuración de compañías.

Cuenta con grandes conocimientos en área económico-financiera, diseño y seguimiento de campañas de ventas y fijación de objetivos comerciales, RRHH, organización y tecnología y compras". Trabajó "en diferentes sectores de actividad como assurance y consultoría (Arthur Andersen-Deloitte, durante 12 años), gestión de cartera de participadas (Corporación Empresarial de Caja Navarra), como primer ejecutivo en el sector de servicios residenciales y geriátricos para personas dependientes (Consejero Delegado y Director General de Amma Recursos Asistenciales), Banca (diversas áreas siempre como máximo responsable de las mismas reportando a Dirección General) y Tecnología e Ingeniería y Defensa (Director Corporativo de Grupo Oesía durante más de 3 años)". Es decir, un directivo acostumbrado a podar empleos.

 ¿Un ERE a la vista?

Ducay, según varias fuentes, parece el directivo idóneo para poner en marcha la privatización de Correos, última joya de la corona de las empresas públicas tras la privatización de Telefónica, Repsol, Argentaria, Tabacalera, Aena, Red Elécrica, Gas Natural o Endesa.

La estrategia que facilitaría la privatización de Correos implicaría un ERE, hecho que ajustaría la estructura a los deseos de las manos privadas. Esta compañía estatal envía cartas y paquetería hasta el último rincón del Estado, Amazon está encantado con que se subvencionen sus envíos a la España rural, y veremos si en el futuro la ciudadanía, toda, sigue contando con este servicio.

Leer más: Auge y caída de Roberto Ducay.







Share To:

Post A Comment:

1 comments so far,Add yours

  1. De ser cierta la intención de este señor,solo puedo decir que me produce ganas de vomitar.Soy empleada de Correos desde hace muchos años,siempre a revoloteado el rumor de la privatización de Correos,pero que se haga anuncio de la privatización de Correos en este preciso momento,en el que los trabajadores de Correos nos jugamos la vida para dar un servicio considerado esencial y que para muchísima gente lo sigue siendo y despues de que ahora más que nunca debemos empezar a valorar lo público,el empleo de calidad y un servicio de calidad que no le debe faltar a la nadie...no se,me parece vomitivo.Ale a privatizar Correos,que detrás vendrán muchas otras

    ResponderEliminar