lunes, 6 de abril de 2020

Ecologistas en acción pide que aumente la inversión en Sanidad pública





Vía: Ecologistas en acción

Ecologistas en Acción se opone al despliegue de militares del cuartel de Bardenas en la ciudad de Tudela. Según ha anunciado el Ayuntamiento de Tudela los militares harán diferentes funciones, tal y como acordaron en una reunión el Alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, y el Coronel del acuartelamiento aéreo de Bardenas, José Francisco Briones.

Nuestra entidad entiende la gravedad de la actual situación sanitaria y se solidariza con las víctimas y afectados del COVID-19. El problema de la pandemia por el COVID-19 no es un problema militar, es un problema sanitario que necesita respuestas desde la sociedad civil. Desde nuestro más profundo sentimiento pacifista entendemos que no es momento de militarizar la sociedad. Desplegar militares en la ciudad de Tudela aumentará la sensación de alarma y atemorizará a la sociedad. Creemos que este planteamiento responde a un interés político por parte del Ayuntamiento de Tudela. A su vez, esta idea es un lavado de imagen de la función que cumplen los militares destinados en Bardenas.

¿Qué problemas civiles ha habido para defender mayor control, en este caso militar? No hay aglomeraciones, la respuesta civil es ejemplar. El Alcalde de Tudela debería poner en valor la actitud magnífica de la sociedad tudelana, apostar por la responsabilidad de la gente y no por respuestas totalitarias. Ya existen 4 cuerpos policiales (Guardia Civil, Policía Nacional, Foral y Municipal) para dar respuesta a los problemas que se puedan dar.

Se plantea inexplicablemente que los militares vayan a tener presencia fija en el Albergue Municipal vigilando a los transeúntes cuando no tienen ni el mínimo perfil en asistencia social o en los centros comerciales cuando en estos puntos no se ha producido ningún problema.

Se proyecta que los militares vayan a desarrollar labores de desinfección: en este caso pedimos al Ayuntamiento de Tudela que gestione bien el desinfectante y que siga las indicaciones del Instituto de Salud Pública de Navarra. Recalcamos que la fabricación de los desinfectantes es altamente contaminante y que con un uso irracional de los mismos estamos propiciando mayores problemas medioambientales. Además, informamos que las mezclas desinfectantes utilizadas siguen siendo productos tóxicos, no como se está diciendo por parte del Ayuntamiento de Tudela, quien en un intento burdo por suavizar su mensaje dice que no son tóxicos.

El cuartel de Bardenas no es útil, no lo era antes y no lo es ahora. Desde el Ayuntamiento de Tudela y el Mando Militar pretenden justificar dicho cuartel por razones humanitarias. Cuando desde nuestra entidad pedimos el desmantelamiento del polígono de tiro, no nos referimos a que puedan desarrollar otro tipo de actividades. El cuartel de Bardenas supone un gasto inútil para las arcas públicas. ¿A qué se dedican los 100 militares y mandos en su normal día a día? ¿Cuánto cuesta su mantenimiento económico a lo largo del año? ¿Qué actividad desarrollan mientras no hay maniobras de tiro? El cuartel del polígono de tiro de las Bardenas es una instalación reprobable ética y moralmente, que además en la práctica puede ser perfectamente sustituible por simuladores de vuelo.

Para finalizar, queremos denunciar que no todo gesto de buena voluntad es positivo o necesario. Debemos sentar ya las bases de un país con unos recursos y servicios públicos, eficaces y de calidad. Eso pasa por reducir el gasto superfluo e innecesario, como el gasto militar, e invertir en servicios verdaderamente útiles para toda la sociedad como la sanidad. Concretamente, esa optimización del dinero público pasa por desmantelar el polígono de tiro de las Bardenas y eliminar su cuartel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario