La derecha española ni olvida ni aprende y en los últimos días, a través de sus terminales mediáticas y apéndices humanos en redes, ha desplegado una colección de argumentos pueriles que encierran los siete pecados que pasamos a repasar. 

1- Derecha española... y machista

Le saca de quicio a la derecha ibérica que las mujeres reivindiquen sus derechos y es por ello que están muy enfadados porque el feminismo, que significa igualdad, se fuese de manifa el 8M. A ellos, españoles de bien, no les molesta que ese día, en el que Vox esparció virus por Vistalegre, hubiese más gente en en el fútbol que en las calles. Repasemos datos oficiales del 8M:





2- Derecha española... y racista

Otra de las paridas favoritas de la derecha ha sido sacar el racismo que llevan dentro. Donald Trump, modelo de Vox, estuvo durante días mofándose del "virus chino" o "virus de Wuhan". Y, claro está, China está ayudando a España e Italia mientras la Unión Europea y los Estados Unidos se desentienden. No lo olviden: el turismo masificado y los centros de negocios de Londres y Berlín ha propagado el virus. Ni han sido los árabes ni los refugiados.

3- Derecha española... e ignorante

Se quejan algunos mileuristas que se creen clase media, pobrecitos, porque en España se ha prohibido el despido. En realidad el Gobierno ha aplazado las fechas de despido para evitar que algunos empresarios no aprovechen la riada para podar el árbol. ¿Comunismo? Países escasamente bolivarianos como Italia o Grecia han tomado la misma medida. Y países neoliberales como Estados Unidos han tomado medidas proteccionistas, que son las que se utilizan por todos los países cuando truena.

4- Derecha española... y anticonstitucional

La derecha española, esa que se opuso al divorcio, el aborto y el matrimonio gay, está actualmente liderada por el PP. Y la mitad de los diputados del PP, entonces AP, no votaron a favor de la Constitución. Porque a la derecha solo le gusta la Carta Magna para tirársela a la cara a los indepes catalanes. Por eso protestan ante las medidas económicas excepcionales. Y es que olvidan que el artículo 128 de la Constitución dice que "toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general".

5- Derecha española... y proyankee

La derecha española murió por autocracia en los cuarenta y en los cincuenta, Plan Marshall y bases militares mediante, Franco tuvo que convertirse el proyankeesmo liberal (que fue el que tuteló nuestra transición, deseada por los EEUU porque los capitalistas saben que en los regímenes democracia parlamentaria es imposible tumbar el capitalismo, ya que el mando deja de estar en una sola mano y economicismo y electoralismo priman sobre los derechos humanos). En Estados Unidos, modelo para el PP y especialmente para Vox, piden entre 8.000 y 24.000 euros por tratar el coronavirus. Ya saben, mucho gasto militar y mucha emoción ante el himno estadounidense: pero los estadounidenses pobres con cáncer se mueren a las puertas de los hospitales. Compatriotas: ja.

6- Derecha española... y desinformada

La derecha española se ha convertido en una mina para lanzar bulos. El último dice que en las UCI no se entra con más de 79 años. Pero, además de ser mentira, el problema es que ese modelo es el de Alemania y Holanda, países con hegemonía conservadora que en las recientes reuniones de la UE han criticado a los españoles e italianos por atender a sus mayores. Otros líderes conservadores europeos, Macron o Johnson, mejor calladitos. Y no se callan en La Razó, capaces de inventarse un informe del CSIC para desgastar al Gobierno.

7- Derecha española... y clasista

Para que no se pierdan: esto va de opresores y oprimidos. Y a la derecha le encanta el medievo: sin elecciones, cinco perdieron Casado, Abascal y Rivera en 2019, ni Estado del bienestar. Todo queda en manos de los donativos de supuestos filántropos como Amancio Ortega. A este pájaro infecto que se forra explotando a niñas del tercer mundo y regateando impuestos lo han convertido en modelo de conducta porque se limpia la imagen donando aparatos médicos delante de las cámaras. Nunca detrás.

Final

Y, por último, adaptamos la monserga que dice la derecha cuando nos manda a Venezuela: si no os gusta España, ¡marchaos a los Estados Unidos! Eso sí, es aconsejable que os llevéis los ahorros para que os desplumen. No olvidéis aplaudir a las ocho de la tarde aunque votéis a las hienas que recortan en Sanidad y Ciencia. Y dejad de preparad en público el octavo pecado: el golpismo.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours