martes, 4 de febrero de 2020

Sobre 'el Acuerdo del Siglo' de Trump sobre Palestina








Vía: Diario 16

El Acuerdo del Siglo presentado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, supuso una muestra de indignidad y vulneración de los derechos humanos para un gran sector de la población mundial, a la postre del respaldo de los intereses de Israel. Durante la presentación de este plan, el pasado martes 28, estuvo presente el primer ministro en funciones de Israel, Bejamin Netanyah, como representante de la mayor beneficiada de esta suerte de acuerdo que pone en bandeja la soberanía y el total dominio del territorio palestino ocupado desde 1967.

Este acuerdo determina el reconocimiento de Jerusalén como capital indivisible del Estado de Israel, violando así las resoluciones 476 y 478 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que rechazan y condenan la anexión de Jerusalén Este, “por tratarse de un territorio palestino ocupado y obligan a las misiones diplomáticas existentes en Jerusalén, a que la abandonen hacia Tel Aviv y sus suburbios”, ha informado la Asociación de la Comunidad Hispano-Palestina “Jerusalén” en un comunicado. Además, la anexión de los asentamientos construidos en los territorios palestinos ocupados al Estado de Israel, se traduce como «una confiscación de territorio palestino”, según la comunidad. Y ha advertido que también “viola la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que declara los asentamientos de colonos israelíes en los territorios palestinos ocupados como ilegales”.

Así, respecto a los refugiados, el presidente Trump entiende que la solución del problema tiene que ser fuera del Estado de Israel, lo que supone “una violación más se la legalidad internacional” tirando por tierra la resolución 194 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que atiende al Derecho al retorno de todas las personas refugiadas a sus hogares en Palestina. Por su parte, la Comunidad Hispano-Palestina entiende el Acuerdo del Siglo como “una conspiración americano-israelí, que da derecho a Israel al completo dominio de toda Palestina”, que hace inviable “la solución de los dos Estados y aumenta la represión contra la población palestina para obligarles a abandonar Palestina y así conseguir su objetivo principal: vaciar el territorio de sus legítimos dueños”. Por último, ha señalado que “el ofrecimiento envenenado que hizo Trump de conceder una ayuda-préstamo a los palestinos de 50.000 millones de dólares para invertir en proyectos en los territorios palestinos ocupados, es una hipoteca para todo el territorio que jamás podrán saldar” y, como consecuencia, “perderán todo lo que tienen”, liquidándose la cuestión palestina.

Ante tal situación, la Asociación de la Comunidad Hispano-Palestina ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional, en especial a la UE, para que “se opongan al Acuerdo del Siglo, evitar una oleada de violencia en la región y defender la legalidad internacional y los derechos humanos en Palestina, así como reconocer al Estado palestino en las fronteras de Cisjordania y Gaza, el 4 de junio de 1967, y su capital Jerusalén Este”.

Asimismo, ha apelado a la Unidad Nacional Palestina para que rechace el Acuerdo del Siglo y para “trabajar conjuntamente por los intereses del pueblo palestino”. Y, por otro lado, se ha dirigido al presidente Trump advirtiéndole de que “si quiere llegar a una coexistencia pacífica entre los dos Estados y mejorar la calidad de vida de los palestinos” debe poner “fin a la ocupación de Palestina y de los territorios árabes ocupados en 1967, como los altos del Golán, respetar “la legalidad internacional y los Derechos Humanos de los palestinos”, permitir “el retorno de todos los refugiados palestinos a sus hogares en Palestina según la resolución 194 de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, desmantelar “todos los asentamientos de colonos israelíes en los territorios palestinos ocupados, al ser ilegales según la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, además de levantar el bloqueo a la Franja de Gaza, con doce años de antigüedad, alegando que “Palestina no se vende”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario