lunes, 3 de febrero de 2020

Iglesias se 'carrilliza' y ovaciona al rey







El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha aplaudido al Rey Felipe VI este lunes en el acto de apertura oficial de la XIV legislatura que ha tenido lugar en el Congreso. Se trata de un gesto no menor que también han compartido el resto de ministros de la formación morada, incluso al término del parlamento del monarca. Su actitud en esta ocasión contrasta con la que ha venido mostrando en anteriores citas igual de solemnes con presencia monárquica, en las que siempre destacó una actitud de respecto pero sin el reconocimiento que mereciera aplauso alguno.

Junto a Pablo Iglesias han aplaudido la ministra de Igualdad, Irene Montero; la de Trabajo, Yolanda Díaz; el de Consumo, Alberto Garzón, y el de Universidades, Manuel Castells. Además, se ha podido ver aplaudir a la secretaria de Estado de igualdad, Noelia Vera, y a la diputada y secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra. Pero no así a otros diputados de la formación morada, entre ellos el portavoz del grupo parlamentario, Jaume Asens. Eso sí, todos se han mantenido de pie. La consigna por tanto parece claro que albergaba una diferencia de comportamiento entre los miembros de la coalición de izquierdas que mantienen responsabilidad de gobierno, y los que se mantienen como parlamentarios.

La actitud de Iglesias y sus correligionarios en el Gobierno contrasta con la que han venido mostrando en los últimos años en las sucesivas citas en que el Rey ha pronunciado algún discurso público. Su resistencia a mostrar ningún tipo de aprobación proviene de largo y en 2016, en los actos protocolarios en la sesión de apertura de las Cortes de la XII legislatura. En aquella sesión, todos los diputados aplaudieron tanto a la llegada de la familia real al hemiciclo como tras sus palabras, excepto los de Unidos Podemos, el PNV y el Partido Demócrata de Catalunya (PdeCat), que se limitaron a ponerse en pie.

Iglesias y los suyos tampoco participaron en el desfile posterior, y el dirigente aprovechó para justificar su actitud: “No creo que se sienta ofendido y si se siente ofendido, pues bueno, nosotros no estamos aquí por ser hijos de nadie ni por tener sangre azul. Estamos en el Parlamento porque nos han votado los españoles, algunos son jefes de Estado porque son hijos, nietos o bisnietos de una dinastía. Con todo el respeto, nosotros tenemos mucha mas legitimidad porque a nosotros nos vota la gente”, dijo antes de los actos.

En diciembre de 2018, con motivo de los actos del 40 aniversario de la Constitución, Iglesias y los suyos repitieron su actitud. Todos los asistentes recibieron en pie y con una ovación cerrada a los Reyes eméritos Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Congreso, y todo fueron aplausos salvo por parte de los representantes de Podemos, que sí se pusieron en pie pero que no aplaudieron. La misma fórmula se repitió con la llegada al hemiciclo de Felipe VI y Doña Letizia acompañados por sus hijas la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

Por aquel entonces, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, calificó de “vergonzosa” la ovación recibida por los reyes eméritos y afirmó que Podemos no aplaude “la impunidad” hacia el Rey al que “el Congreso impide investigar”.

Con la llegada de la XIV legislatura, las cosas han cambiado. Ya en diciembre, el propio Echenique emitió un juicio más favorable sobre Felipe VI tras escuchar su discurso de Navidad. El dirigente valoró el “mejor olfato político” del Rey ante la nueva etapa que se abría, en comparación con su discurso sobre Catalunya de hace dos años. Calificó sus palabras de “rectificación parcial” y “tímida” de Felipe VI, al apostar por las ideas de la “España del futuro” que Podemos comparte.

“Frente a un Felipe VI que en 2007 decidía atar su destino a las derechas, hemos visto a un jefe del Estado que rectificaba parcialmente, que moderaba su discurso y que de algún modo demostraba tener un mejor olfato político que el que tuvo entonces”, dijo.

Esta lunes, los miembros del nuevo Gobierno de coalición se han estrenado el banco azul del Congreso. Los 23 miembros del Ejecutivo se han colocado por orden, de manera que Iglesias se ha sentado entre la vicepresidenta primera Carmen Calvo y la tercera, Nadia Calviño.

Lo que no ha cambiado hoy es la actitud de los parlamentarios del PNV, que se han acudido al acto, han estado presentes, se han puesto de pie para recibir a la familia real y al término del discurso de don Felipe, pero no han aplaudido.

En cambio, ERC, JxCat, Bildu, BNG y la CUP han hecho evidente su distancia con el monarca y la Monarquía con un comunicado muy crítico con la institución, toda una novedad en la que las próximas elecciones en Catalunya y Galicia pueden haber tenido algo que ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario