viernes, 21 de febrero de 2020

El Régimen se reconcilia para aprobar la nueva Ley de Símbolos







El Parlamento navarro ha aprobado, con el apoyo de Navarra Suma y PSN y el rechazo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E la Ley Foral de los Símbolos de Navarra, un texto elaborado sobre la pretensión de recuperar la derogada Ley de 2003.

La Ley tiene como objeto retomar la “regulación completa del uso de los tres símbolos básicos (escudo, bandera, himno) de la Comunidad Foral para, mediante el fomento de su presencia en la vida oficial y ordinaria, preservar la identidad de Navarra, incluida la posibilidad de emprender acciones jurisdiccionales y de orden administrativo” al amparo de las infracciones y sanciones tipificadas.

Sin embargo, en el debate de este jueves se han presentado y aprobado -con los votos a favor de NA+ y PSN, la abstención de I-E y el rechazo del resto- dos enmiendas in voce que estipulan la presencia de la bandera de Navarra en el exterior de edificios oficiales y en despachos interiores, en lugar preferente, junto a la bandera de España, sin perjuicio de la preeminencia de esta.

En ese sentido, se invocaba el contenido de la Ley Foral de Símbolos de Navarra de 2003, derogada por la de 2017, y se subrayaba la “necesidad de impulsar una normativa que, frente a los que pretenden dar carácter oficial a lo que no es más que una representación alternativa y poco probable, dignifique la identidad de Navarra como Comunidad singular, propia y diferenciada”.

En contra de la ley, Uxue Barkos ha constatado que "a Geroa Bai no nos va a hacer danzar la música que toque Navarra Suma en su desesperación" y ha asegurado que la intención de esta ley era imponer "un régimen sancionador", frente a la actuación del Gobierno anterior, al tiempo que ha considerado "un error" que el PSN haya "recogido el guante" de la confrontación de NA+.

Adolfo Araiz, por EH Bildu, ha lamentado la "cobardía política" del PSN por "posibilitar" la aprobación de una norma que pretendía "recuperar el espíritu de una ley restrictiva, intolerante, persecutoria", por lo que los socialistas han echado "un auténtico bote salvavidas a la derecha".

Ainhoa Aznarez (Podemos) también ha criticado que la pretensión con esta proposición era "seguir confrontando": "Pretendían perseguir la diferencia, fiscalizarla, reprimirla y esto lleva a sancionar la diferencia", algo que el PSN podía haber evitado si hubiera aceptado el informe desfavorable del vicepresidente del Gobierno.

Marisa de Simón (I-E) ha considerado que "no hay necesidad" de regular los símbolos en Navarra por entender que ya lo están, al tiempo que ha criticado que "los símbolos no son de nadie" pese a que con ellos Navarra Suma y el PSN "han decidido establecer un ranking de navarridad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario