viernes, 17 de enero de 2020

El Instituto Navarro de la Memoria acometerá una veintena de exhumaciones en 2020








El Instituto Navarro de la Memoria, del Departamento de Relaciones Ciudadanas, acometerá una veintena de intervenciones en diferentes lugares de la geografía navarra a lo largo de este año, con el objetivo de seguir localizando fosas y víctimas del golpe militar de 1936.

El organismo, adscrito a la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, ha presentado su Plan de Exhumaciones para 2020, que ha comenzado ya con las labores de prospección de la fosa de Monreal / Elo. A lo largo del año, se continuarán los trabajos arqueológicos en una serie de fosas relacionadas con sacas de población civil (en general, desde los centros de detención de Pamplona /Iruña), con la fuga del fuerte de San Cristóbal en el monte Ezkaba en localidades como Garrués, Eusa o Etsain, entre otras, y con la represión de guerrilleros antifranquistas en el contexto de la lucha del maquis con intervenciones en Castillonuevo, Goldaratz o Vidángoz / Bidankoze.

El plan ha recogido las propuestas de las asociaciones de memoria histórica y de algunas investigadoras. De hecho, una parte de las actuaciones se refieren a fosas que ya fueron exploradas durante el tiempo de las exhumaciones tempranas como Monreal, Echarri / Etxarri, Sierra del Perdón, Ibero o Iruzkun, o por parte de las asociaciones memorialistas como Sorauren, Izurzu o Guesálaz / Gesalatz. Otras dan continuidad a trabajos e investigaciones realizadas anteriormente por el Instituto Navarro de la Memoria. Se trata, en cualquier caso, de una previsión de actuación sujeta a posibles variaciones debido a la enorme dificultad que entrañan las labores de localización como estas, basadas muchas veces en testimonios orales mantenidos durante años, en terrenos que presentan numerosas modificaciones a lo largo del tiempo.

109 cuerpos recuperados

Desde que en 2015 el Gobierno de Navarra comenzó a liderar el proceso de exhumaciones en Navarra, dentro del convenio que el departamento ha suscrito anualmente con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y en colaboración con las diferentes asociaciones de familiares, han sido exhumados los cuerpos de 109 víctimas de la represión franquista. En total, la dirección general ha intervenido en 57 lugares, localizando 23 fosas y no obteniendo resultados en 34.

De las 109 víctimas recuperadas, gracias al Banco de ADN puesto en marcha por la dirección general en 2016 y gestionado por la empresa pública Nasertic, ha sido posible identificar 23 cuerpos, posibilitando así devolver los mismos a sus familiares. Durante este tiempo, se han abierto 221 expedientes. Los trabajos de identificación son complejos, y a veces inviables por la degradación de los restos óseos o por la falta de donantes idóneos; pero son la vía que permite concluir los procesos de reparación con la entrega de los cuerpos a sus familias.

La Dirección General de Paz y Convivencia del Gobierno de Navarra hace un nuevo llamamiento a la ciudadanía para que le haga llegar cualquier información que puedan tener sobre el paradero de nuevas fosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario