sábado, 11 de enero de 2020

Diez años con Sustrai








En octubre de 2019 la Fundación Sustrai Erakuntza ha cumplido 10 años de existencia. No tenemos nada que celebrar. Desgraciadamente, necesitamos seguir fortaleciendo el trabajo de Sustrai con más aportaciones económicas y más trabajo militante.

Tenemos más conflictos ambientales, más largos en duración, con un régimen del sistema capitalista que es espoliador de recursos, maltratador del territorio y depredador de vidas y sueños de personas y pueblos, que sigue adelante fortalecido con gobiernos del cambio, de progreso o del recambio.

El poder del capital goza de buena salud, a costa de cargarse el Planeta y, en Navarra, con sus capataces elegidos "democráticamente", lo mismo se hacen una foto con jóvenes activistas, que denuncian la emergencia climática los viernes, como apuestan por construir los lunes infraestructuras que aumentan y profundizan el momento de no retorno en la crisis climática mundial.

Vienen años muy jodidos, sobre todo para la clase trabajadora en todos los países, y el poder económico ya ha puesto en marcha el nuevo fascismo con un capitalismo verde y tecnológico como zanahoria mediática.

En Navarra, tierra de diversidad, ..., de conflictos ambientales, tenemos un futuro muy poco halagüeño. En los últimos cuatro años se ha avanzado más en la construcción del TAV que en los diez años anteriores; después de 20 años de denuncia por la imposición de las ilegales centrales térmicas de Castejón, nadie en los gobiernos forales ha hecho nada ante las casi una decena de sentencias, varias del Supremo, que han dejado constancia del incumplimiento de la ley. Se sigue apostando por: proyectos mineros; líneas de muy alta tensión; recrecimiento de Yesa; seguir, como abierto o en tubería, con el Canal de Navarra; explotación de acuíferos en Valdega; macroplanta de residuos en Imarkoain; polígono de tiro en Bardenas; parques eólicos diseñados desde la especulación; campo de golf, y un largo etcétera que no concretamos para no aburrir.

Nos queda persistir, crear alianzas entre el movimiento ecologista, el sindical y el feminista para, desde una perspectiva de clase, organizarnos y acabar con el capitalismo, antes de que él acabe con nosotras. En eso estamos.

Pablo Lorente Zapatería,
Miembro de Sustrai Erakuntza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario