Navarra Suma arrasa en las forales, el PSN se dispara y el Cambio se estrella





Navarra Suma logró un triunfo espectacular en el día de ayer. La coalición integrada por UPN, PP y Ciudadanos superó el 36% del voto y podría gobernar si consigue la abstención del PSN. La lista liderada por Esparza logró un buen resultado.

Los socialistas se disparan más de siete puntos, pasan del quinto al segundo puesto y María Chivite alcanza los once escaños. Geroa Bai no rentabiliza el 'efecto Uxue' y mantiene sus nueve escaños. EH Bildu se sitúa cuarto, Podemos paga sus guerras internas y sufre un auténtico descalabro (de siete a dos) e Izquierda-Ezkerra ronda el 3% del voto.

Las opciones están claras: Javier Esparza podría gobernar en solitario con el apoyo del PSN. María Chivite podría hacer lo propio si concita el apoyo de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. El Cambio, por su parte, al menos supera a Navarra Suma, por lo cual al PSN no le valdrá únicamente abstenerse respecto a los regionalistas.

La acertada unión de tres de las cuatro derechas; el crecimiento estatal del PSOE; el escaso repunte de las caras del cambio; la debilidad de Podemos; y la fragmentación de la izquierda, especialmente en Pamplona, han posibilitado que el Régimen recupere prácticamente todo el poder que perdió hace cuatro años.


Comentarios