Así llegan las siete principales fuerzas de Navarra al 26-M





UPN llega escaso de fuerzas a las elecciones generales. Los regionalistas han cerrado un acuerdo con el PP, que se iba a quedar fuera del Parlamento, y con Ciudadanos, que se asegura colarse en la Cámara navarra con un pacto antinatura. Al menos han rebajado las estridencias, aspavientos y griteríos de los últimos tres años gracias a los consejos de Burguete a Esparza.

Geroa Bai por su parte pretende rentabilizar la buena marcha de Navarra en los últimos cuatro años. El tirón de Uxue Barkos, la estabilidad de la última legislatura y los buenos bríos económicos pueden primarle en las urnas.

Euskal Herria Bildu cambia de cabeza de cartel, se estrena Bakartzo Ruiz, y pretende estirar el gran resultado que obtuvieron en las generales, en las que rozaron el escaño. Para ello apuestan por renovar el Cambio en Navarra, pretenden mantener Pamplona y quieren seguir siendo el partido con más concejales.

El PSN ha recuperado parte de la fuerza perdida al calor del éxito de Pedro Sánchez en las generales. María Chivite se ha alineado junto a UPN durante la última legislatura y ahora pretende ser presidenta, aunque sea pactando con la derecha.

Podemos por su parte ha recuperado seguridad tras lograr un excelente resultado en las generales. La formación morada ha dejado atrás su guerra civil interna y de la mano de Mikel Buil priorizan renovar el cuatripartito.

En Izquierda-Ezkerra confían en duplicar resultados tras una legislatura en la que han tenido algún disenso con EH Bildu. La coalición formada por Izquierda Unida y Batzarre estrena candidata, Marisa de Simón, tras rechazar una unión con Podemos.

Vox pretende evitar el desánimo de sus bases tras la decepción de las generales, en las que en Navarra no alcanzó el 5% del voto. Ahora le bastará con llegar al 3%, pero no parece factible. El patinazo de Javier Horno, que no acudió a los estudios de Radio Pamplona porque se le había olvidado y tiró de brocha gorda vía telefónica, o la actuación de su candidato en Tudela en un debate organizado por Plaza Nueva les dejan en mal lugar.


Comentarios