Los bandazos UPN en Tudela







UPN sigue en crisis en Tudela. Los regionalistas perdieron más de mil votos en las municipales de 2015, annus horribilis en el que fueron desalojados del Gobierno de Navarra y de diecinueve de las veinte localidades más pobladas de la Comunidad Foral.

En la capital ribera pretenden hacer olvidar una caótica legislatura. En el Ayuntamiento ribero UPN ha sido un polvorín: en cuatro años han tenido tres portavoces, le han dimitido cuatro concejales y la catarata de renuncias obligó a la penúltima de su lista a asumir el puesto con la intención de evitar el ridículo del partido.

El año pasado UPN se sacó de la manga un nuevo líder, Alejandro Toquero. Desde entonces han demostrado una falta de coherencia insólita: son capaces de pedir con vehemencia la gratuidad de la AP-15, autopista que podría serlo desde 2014... si UPN no hubiese prorrogado la concesión hasta 2029.

Toquero también demostró una gran falta de coherencia el pasado 17 de diciembre, cuando se fotografiaba en sus redes sociales en el Día Internacional del Inmigrante: "Hoy es el Día del Inmigrante, para que nadie se sienta extraño en Tudela", señalaban los regionalistas.

Muchos se sintieron extraños cuando en septiembre, en pleno debate estatal sobre el acertado rescate estatal del Aquarius, UPN explicaba que "Code Matrix es una empresa tecnológica de jóvenes, de emprendedores, de tudela, y la dejan ir. No han pedido sueldo barato, ni han solicitado que el consistorio intervenga para hacerse con naves a buen precio. Solo han pedido ser escuchados, contar sus sueños y un poco de apoyo. Recibimos migrantes mientras hacemos volar a los nuestros. Así nos va. #Esloquehay".

Vox, posible socio postelectoral de UPN, se sentiría orgullo de tuits como estos. Pero claro, en septiembre el partido de Abascal era una fuerza residual y UPN podía utilizar los debates sobre los refugiados en modo electoral. Pero en diciembre, cuando se celebró el Día Internacional del Inmigrante, Vox ya había irrumpido en el Parlamento andaluz y tocaba un cambio de discurso.

Toquero nunca nos deja de sorprender. El candidato de UPN en Tudela también celebró la colocación en Fustiñana de una gran bandera navarra, excusa del supuesto navarrismo para decir lo que mande Madrid.

"La incursión de la ikurriña en Navarra está consiguiendo fotos como la del chupinazo de Fustiñana. #Lariberanoserinde". Suponemos que La Ribera no se rinde porque ya lo hicieron localidades como Aoiz, que mantuvo su ikurriña en la legislatura en la que Javier Esparza fue su alcalde.

Comentarios