I-E analiza las instalaciones deportivas en Tudela





Los encuentros de Izquierda-Ezkerra Tudela con la ciudadanía han continuado este martes 22 de enero con una charla en el Centro Cívico ‘El Molinar’ bajo el epígrafe de ‘Educación, Deporte, Juventud y Festejos’.

La concejala Marisa Marqués, que ha asistido al encuentro junto al alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, y la concejala Olga Risueño, ha sido la responsable de la exposición de la tarea de Gobierno. “Ha habido una apuesta clara del Equipo de Gobierno por la educación pública. Las distintas concejalías han ido aportando a esta área porque nos parece clave”, comenzaba Marqués, recordando que se han reparado muchos desperfectos en los centros públicos, como goteras y conexión con aguas fecales en Griseras. Para el Conservatorio, “un caballo de batalla”, se ha conseguido una financiación procedente al 100% del Gobierno de Navarra: “una referencia de educación musical y de calidad en la Ribera”.

Como asuntos pendientes, la consolidación de los Patios Abiertos, mejorar la accesibilidad y reforzar el trabajo de las APYMAs. “Partíamos de unas instalaciones deportivas abandonadas”, decía Marisa Marqués en referencia al área de Deportes, para después recordar que ello ha obligado a priorizar unas inversiones sobre otras. “Se han abordado reformas integrales, como el polideportivo Ciudad de Tudela. La reforma de la cubierta está a punto de licitarse. Y se está trabajando en ese proyecto de piscinas al aire libre y campos de fútbol artificial para el que se han conseguido recursos del Gobierno central y el Gobierno de Navarra”, enumeraba la edil.

Después apuntaba que el Ayuntamiento ha apoyado a la iniciativa Tudela Cardioprotegida, que está trabajando en la reforma del Patinódromo, y señalaba que una de las asignaturas pendientes del consistorio es pensar cómo recuperar el deporte de base en los centros educativos. Aún así se ha puesto en marcha el programa de natación escolar. “Creemos que se ha avanzado mucho, pero partíamos de un muy mal lugar”, decía Marqués. En el área de Juventud se ha apostado por el impulso de un ocio alternativo a la fiesta, por ejemplo con el plan de prevención de adicciones. Desde la concejalía se han realizado charlas para reforzar estas alternativas. En Centros Cívicos se han eliminado las tasas para las actividades sin ánimo de lucro, y esto ha contribuido a que recuperen su tradicional vida asociativa. “Ahora estamos inmersos en la rehabilitación de Lestonnac, aunque disponemos de este centro, El Molinar, que aunque está un poco a desmano nos permite albergar algunas actividades”. Y en Festejos, el Gobierno municipal ha apostado por conseguir más participación de los colectivos: se le ha dado mucha vida a las Fiestas de Tudela, todas las jornadas cuentan con actividades para distintos grupos de edad… muchas veces gracias a las peñas. “Una de las asignaturas pendientes es la consecución de mejores actividades para niños y niñas”, decía Marqués, “y tanto en Navidad como en Carnavales hemos mejorado en participación porque se ha destinado más recursos a la subvención de colectivos”.

El alcalde Larrarte ha señalado que en las concejalías de Deportes y Educación se ha puesto el foco en el estado de las infraestructuras: “El inicio fue para asustarse. Recuerdo que en 2015 había unos campos de césped artificial que se hundían, un campo de fútbol de hace 50 años que da miedo, un pabellón de la ETI que tenía goteras… Era para echar a correr, y en ese contexto hemos tenido que priorizar, gestionar lo mejor posible. Nos hemos podido equivocar, pero tengo la sensación de que justo por este mal estado de la infraestructura… no hemos hecho el trabajo que teníamos que hacer de acompañar a las personas que realizan las actividades en la ciudad”.

Comentarios