Ecologistas en acción celebra la colocación de la estación medidora en Tudela





Ecologistas en Acción de La Ribera se felicita por la colocación de una instalación medidora de la calidad del aire en el centro de la ciudad de Tudela. Hoy la colocación de esta estación medidora es un gran éxito, una gran recompensa a nuestro trabajo incansable en este tema desde hace más de 15 años.

La zona de la ribera navarra contaba con cuatro estaciones de medición de la contaminación orientadas a evaluar la repercusión en la calidad del aire de las centrales térmicas de Castejón y de varias empresas de Sangüesa, situadas todas en ámbitos rurales, de manera que ninguna era totalmente representativa de la calidad del aire de la ciudad de Tudela, aunque sí de su periferia, donde destaca la contaminación por ozono.

La normativa de calidad del aire establece que la mitad de las estaciones de medición de cada zona deben estar orientadas al tráfico. Y exige que al menos una estación medidora de cada zona se coloque en zona urbana. En el caso de la zona de La Ribera de Navarra esto se estaba incumpliendo.

Desde hace muchos años nuestra entidad ha venido solicitando esta estación medidora. Muchas han sido las instancias registradas a Gobierno de Navarra, también muchas han sido las solicitudes dirigidas al Ayuntamiento de Tudela. Incluso ya en 2007 nos presentamos a los presupuestos participativos con un proyecto de colocación de una estación medidora en el centro de Tudela y la colocación de paneles informativos. En aquel proceso nuestro proyecto quedó en primer lugar, pero lamentablemente el Equipo que gobernaba en aquel entonces la ciudad decidió no llevarlo a cabo. No nos desilusionamos y seguimos año tras año insistiendo en la necesidad de esa estación. Hemos promovido varias mociones, recogidas de firmas y seguido realizando muchas denuncias de la mala calidad del aire y proponiendo actuaciones para mejorarla, incluida esta estación medidora.

Es cierto que ha habido un cambio en los miembros de los Gobiernos tanto de Navarra como de Tudela. También es cierto que ha habido un cambio de dirección de los técnicos de medio ambiente. Los equipos y técnicos anteriores nunca vieron la necesidad de colocar una estación medidora, pero también es cierto que Ecologistas en Acción ha tenido que estar ahí, convenciendo primero a los nuevos equipos de Gobierno, insistiendo en la necesidad por medio de instancias o reuniones e incluso asesorándoles sobre lo que exige la legislación en cuanto al lugar idóneo para la colocación de la misma, así como los parámetros a medir. Si esta estación hoy se coloca en Tudela ha sido gracias a que nosotros hemos estado ahí demandándola.

Nuestro trabajo no va a acabar aquí. Es cierto que los niveles de ozono troposférico han mejorado desde hace 15 ó 10 años. En aquel entonces se superaban todos los años el umbral de información superándose los 180 μg/m3, a la vez que se superaba el objetivo a largo plazo para la protección de la vegetación. Sin que se tomaran medidas que redujeran los emisores contaminantes los niveles de ozono coyunturalmente han bajado. Desde hace dos años ya no se supera el valor objetivo para la protección de la salud humana al no superarse más de 25 días los 120 μg/m3. Aunque seguimos superando el valor objetivo a largo plazo para la protección de la vegetación.

Pero como decimos nuestro trabajo no va a acabar aquí, ya que sigue siendo preceptiva según la legislación la elaboración por Gobierno de Navarra de un Plan de Mejora de la Calidad del Aire porque primeramente seguimos incumpliendo el valor objetivo a largo plazo para la protección de la vegetación que marca la legislación española. Y porque además seguimos superando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud que dice que a partir de 100 μg/m3 hay daños a la salud.

Además, vamos a seguir demandando que se elabore una aplicación para móviles o la colocación de paneles informativos para que los ciudadanos podamos ver en tiempo real los valores que va captando la estación medidora. A la vez vamos a seguir demandando una reducción de los valores de ozono troposférico, exigiendo que se actúe en los focos emisores de contaminantes precursores. Recordemos que el ozono se forma por la oxidación que hace la radiación solar de los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles que emiten los vehículos a motor, fábricas o centrales térmicas.

A su vez, creemos que los parámetros que va a medir la nueva estación son muy pocos. Solamente se va a medir dióxido de nitrógeno (NO2) y óxidos de nitrógeno (NOx), partículas (PM10 y PM2,5). Esto resulta muy poco ambicioso ya que en una estación de estas características también se podría medir dióxido de azufre, plomo, benceno, monóxido de carbono, arsénico, cadmio, níquel y benzo(a)pireno. Como ya hemos hecho en anteriores instancias volveremos a solicitar que esta estación mida todos estos parámetros más.

Comentarios