A propósito de la transparencia de UPN







Hace unas semanas nos despertábamos con la noticia de que UPN es el partido más transparente de España, por lo menos, eso es lo que concluye en un informe que publicaba el pasado 19 de septiembre. No sé qué parámetros se habrán tenido en cuenta para llegar a esa conclusión, desde luego, no es la conclusión a la que podemos llegar nosotros en AFI después de la experiencia que estamos teniendo como grupo de oposición en un ayuntamiento gobernado por UPN. Para nosotros UPN es igual de transparente que un muro de cemento armado.

Casi desde el principio de la legislatura, la mayoría de nuestras solicitudes de información eran totalmente ignoradas, la ley establece un plazo de cinco días para contestarlas, pero no se nos informaba aunque, a veces lo pidiésemos hasta de terceras. Esta situación nos ha llevado a tener que pedir amparo al Tribunal Administrativo de Navarra, TAN, en varias ocasiones. El pasado mes de septiembre recibimos la última resolución a nuestro favor, gracias a la cual, entre otras cosas, se tendrá que fijar un día al mes en el que AFI podrá consultar el listado de entradas y salidas de documentos y el listado de facturas contabilizadas, información que consideramos esencial para poder conocer mínimamente el día a día del ayuntamiento y que llevamos solicitando por todas las vías posibles desde el comienzo de la legislatura. A día de hoy, todavía no han ejecutado esa resolución, seguimos sin documentos y sin fijar un día de consulta.

Nuestro acceso a la información también se vio coartado cuando se cambió la frecuencia con la que se celebraban los plenos, que de ser mensuales, en 2016 pasaron a ser trimestrales. Las pocas comisiones informativas que se celebraban, se convocaban cuando lo consideraba cada presidente e incluso, en varias ocasiones, una vez ya convocado el pleno con asuntos en el orden del día que debían ser tratados previamente en comisión.

La comisión que si parecía funcionar era la de coordinación, compuesta por el alcalde y los concejales de UPN y que rutinariamente se reunía varias veces al mes. No hemos encontrado ningún otro ayuntamiento de Navarra donde se celebren comisiones de esta naturaleza ya que en las comisiones deben estar presentes miembros de todos los grupos que componen la corporación. A pesar de que en diversos plenos y también desde marzo de 2017 por escrito, el grupo AFI venía solicitando que se aclarase si su composición se ajustaba a derecho, desde alcaldía no se permitía la emisión de un informe jurídico que disipase toda duda sobre su legalidad. La única opción que se nos dejó para conseguir que se emitiese ese informe fue solicitando un pleno extraordinario, incluyendo un punto de orden del día que tratase el asunto.

Por fin, a principios de septiembre, conseguimos que se emitiese ese informe, que encima concluye que esta comisión de coordinación no está amparada por la ley, confirmando así nuestras sospechas. A pesar de ello el equipo de gobierno de UPN, por mayoría, se negó a la revisión de la composición y el funcionamiento de estas comisiones, algo que también solicitábamos en ese pleno extraordinario.

Aunque se negaron a esa revisión, nos presentaron un posible acuerdo de pleno en el que se establecía una periodicidad para las comisiones informativas y en el que desaparecían las comisiones de coordinación. Se quedó que en el próximo pleno, a celebrar a finales de septiembre, se incluiría en el orden del día para su votación; pero al recibir la convocatoria de pleno para el pasado 26 de septiembre, no aparecía en ningún punto. Esa misma mañana presentamos un recurso al TAN solicitando la nulidad de la última comisión de coordinación celebrada por no estar amparada por la legislación vigente y por las mismas causas, todas las celebradas hasta esa fecha. Esa noche, durante el pleno, por urgencia, ya que según dijeron se habían “olvidado” de incluirlo en el orden del día, presentaron el acuerdo y fue votado por unanimidad. No sé si el recurso que presentamos esa mañana le refrescó la memoria a alguien, pero ahora, por lo menos, han desaparecido las comisiones de coordinación y las comisiones informativas serán mensuales.

Si todo eso es transparencia, que venga la Fundación Compromiso y Transparencia y lo vea.

Eva Calleja

Concejal de AFI

Comentarios