Ecologistas en acción pide la paralización de los parques eólicos de Fustiñana y Cabanillas










Apostamos por el desarrollo de las energías limpias, pero creemos que es posible desarrollar un modelo 100% renovable de otra forma. Navarra actualmente es una comunidad excedentaria de producción eléctrica. A su vez, la construcción de nuevos parques eólicos va a tener consecuencias graves e irreparables sobre el medio natural y el paisaje. Por estos motivos Ecologistas en Acción de La Ribera reclama la total paralización de los nuevos parques eólicos que se pretenden implantar en La Ribera. A su vez, demandamos que se articulen los procedimientos legales oportunos para exigir antes a las empresas la repotenciación de los parques que ya existen y funcionan.

La turbinas de los aerogeneradores instalados hace 20 ó 25 son menos eficientes que los que se están diseñando y construyendo actualmente. Para evitar más daños en el medio natural se debería exigir que en caso de que fuera necesario producir más electricidad simplemente se cambie la turbina antigua por una más moderna. Eso pasa por mantener intacta la zapata de hormigón y el mástil del aerogenerador, cambiando sólo y exclusivamente la turbina. De esta forma también mantenemos los mismos caminos, no haciéndolos más grandes. Se aprovechan también las líneas eléctricas de evacuación, no construyendo nuevas, aunque lo deseable es que fueran soterradas.

Los ayuntamientos verían así aumentados sus ingresos al crecer la producción eléctrica, sin tener que hipotecar nuestro futuro. Actualmente los ayuntamientos no ven con malos ojos la instalación de nuevos parques por los ingresos que va a generar la obra nueva y la producción futura de electricidad. Pero los ayuntamientos deben velar por el interés general y la preservación de nuestro patrimonio natural y la opción de la repotenciación puede serles útil.

Para evitar la repotenciación no nos sirve la excusa de que los aerogeneradores que se están construyendo ahora son de dimensiones mucho más grandes. La industria y producción de los mismos se tendrá que adaptar a nuestras necesidades. Necesidades que deben pasar primero por el ahorro energético y la disminución de los consumos. Y en segundo lugar, se debería optar por la eficiencia energética con el menor coste medio ambiental posible.

A su vez, es necesario que se aplique a las empresas eólicas la Ley de Responsabilidad Medioambiental y que estas asuman las muertes de todas las aves que mueren por culpa de sus instalaciones. Es contradictorio que a estas empresas se les exima del cumplimiento de esta norma, cuando se hace cumplir al resto de personas. ¿Por qué a un cazador se le sanciona con una cantidad económica en caso de matar un ejemplar protegido, como un águila real, y no se exige lo mismo a estas empresas? ¿Acaso no son las mismas especies las que mueren?

Adjuntamos una foto en la que se ve a un Milano Real (Milvus milvus) en el Parque Eólico de Montes de Cierzo, propiedad de ENERFIN. La rapaz ha sido salvajemente víctima de las palas del aerogenerador. Recordemos que esta especie está catalogada como “en peligro de extinción”, es decir, como el lince ibérico, el águila imperial o el oso pardo. Esta misma empresa acaba de solicitar la construcción en Tudela de más parques eólicos en Montes de Cierzo y en una zona virgen como Monte Alto.

Proyectos como los que se van a llevar a cabo en Cabanillas, Fustiñana, Caparroso o como los solicitados en Arguedas, Valtierra o Tudela van a generar en nuestra zona una saturación de aerogeneradores muy elevada, con gravísimas consecuencias para el medio y para especies protegidas. De la misma manera que a las industrias se les exige la utilización de las “mejores técnicas disponibles”, lo cual les obliga a implementar mejoras para reducir los contaminantes que emiten, se debería exigir lo mismo a las empresas promotoras eléctricas.

Esperamos mucho más del Gobierno de Navarra. Acaban de redactar el III Plan Energético de Navarra y para nuestra entidad es sumamente decepcionante. Anteriores gobiernos llegaron a plantear una moratoria eólica y en el II Plan Energético se recomendaba la repotenciación. En el III Plan Energético de Navarra recientemente elaborado por el actual Gobierno ni se nombra la palabra repotenciación. No es justo, ni deseable que sean las empresas de promoción eléctrica quienes decidan qué y cómo se instala. Lamentablemente, con el III Plan Energético se les da vía libre.

Comentarios