La tarea pendiente de Benito Jiménez Cambra (Congelados de Navarra)








El afamado empresario valtierrano Benito Jiménez Cambra es considerado como un hombre de éxito en la economía navarra. Tras 20 años al frente de Congelados de Navarra, esta empresa se ha convertido en un gigante por seis datos: cuenta con 4 plantas (Arguedas, Fustiñana, Alfaro y Valladolid), es el principal proveedor de brócoli en Europa, vende en 50 países de los 5 continentes, procesa 220.000 toneladas de alimentos al año, factura casi 200 millones de euros y dispone de 800 trabajadores.

Además la prensa le dispensa de panegíricos propios de otra época y hace unos días la revista Negocios de Navarra de la Confederación de Empresarios de Navarra le escogió como el mejor empresario del año en la Comunidad Foral en 2017. El galardón se escogió por un jurado de 6 miembros (entre otros Enrique Goñi, lean 'El Banquete'), el evento estuvo patrocinado por La Caixa, contó con la presencia de Uxue Barkos y la organizó la CEN, que recibió 476.166 euros de subvenciones por parte del Gobierno foral en 2016.

Fuentes sindicales aseguran a e-Ribera que "Congelados de Navarra podría reforzar la seguridad laboral para evitar algunos accidentes ocurridos en el pasado y también podría ofertar un mayor número de puestos de trabajo estables. En ambas áreas creemos que se cumple la Ley, pero nunca está de más reforzar algunos asuntos. Pero su gran tarea pendiente desde un punto de vista legal es diseñar las condiciones óptimas para la creación de un Comité de empresa. Hay que recordar que esta figura se debe exigir cuando una empresa cuenta con 50 trabajadores. Y sin embargo en Congelados de Navarra no se ha instaurado, hecho que redunda en contra de las reivindicaciones laborales".



Comentarios