Dos visiones sobre Podemos Navarra










A los inscritos y votantes de Podemos Navarra, por Ester Ortiz Gironés

Soy una militante de este partido desde los inicios; y conozco a la mayoría de las personas que forman o han formado parte de círculos, Consejo Ciudadano, equipo técnico y Grupo Parlamentario. Prácticamente desde las primeras asambleas he visto actitudes negativas, tóxicas y poco constructivas. Nunca aportan nada, se suman al carro de la crítica constante y les da igual que manden unos u otras, siempre juzgan el trabajo de los demás y consideran que tienen siempre la razón y los demás se equivocan. Muchas de las personas que critican ahora, también lo hicieron cuando el partido no estaba dirigido por la actual dirección.

Otro tema es que la ex secretaria general y sus 3 acompañantes del Grupo Parlamentario, se sirvan ahora de estas personas, para enfrentarse a la actual dirección, legítimamente elegida en primarias, no lo olvidemos. Y lo están haciendo de una forma absolutamente irresponsable desde que Laura Pérez perdió la Secretaría General.

Digo todo esto para hacer ver a las personas que han confiado en este partido con su voto, que esta realidad no tiene que ver con la marca Podemos. A este nuevo partido se acercaron personas anónimas que quisieron aportar su voluntad, su tiempo y su experiencia vital de una forma absolutamente desinteresada; pero en otros casos, también se acercaron personas que sólo buscaban protagonismo, el foco constante y tener cancha para mantener su necesidad de atención y alimentar su ego. Nada nuevo bajo el sol. Podemos no puede ser ajeno a este tipo de personas, porque están en toda la sociedad, en todas las capas sociales y en todas las instituciones, empresas, partidos políticos, sindicatos, etc., envenenando todo a su paso.

Si a los 4 parlamentarios críticos les importa tanto el partido y se autoproclaman los únicos defensores del cambio (hay que tener valor después de secuestrar el Grupo Parlamentario pasando por encima de nuestros reglamentos), ¿por qué no estuvieron ninguno de los 4 en el encuentro anual de Podemos Navarra en Estella, en octubre de 2017? ¿Por qué la parlamentaria Fanny Carrillo –una de los 4– estaba en el escrache organizado por las mismas personas tóxicas de siempre, en el acto "Conectar España" el 24 de noviembre de 2017 en lugar de apoyarlo? ¿Cómo pudo utilizar a su propia gente inmigrante para justificar su protesta porque no les habían dejado votar en una asamblea del Círculo de Pamplona que renovaba cargos (y para lo que había que ser militante activo), argumentando que no les dejaron votar por ser inmigrantes, asamblea a la que ella no asistió y mandó a su hija a votar, igual que otras personas que no iban nunca al círculo y fueron ese día exclusivamente por ese motivo? Aquello fue alucinante, se lo puedo asegurar.

Estas 4 personas que han secuestrado el Grupo Parlamentario de Podemos a mí no me representan. Y, si Podemos Navarra actual no les representa a ellos, pueden dejar sus actas y marcharse dignamente. Fanny Carrillo abandonó el Consejo Ciudadano de Navarra hace poco (trabajo voluntario no remunerado) pero mantiene el acta de Parlamentaria (trabajo remunerado), así que le pido coherencia en sus actos.

Aunque el daño ya lo han hecho, hay muchas personas que continúan trabajando en silencio y sin salir en prensa. Yo invito a las personas que confiaron en este partido con su voto que se informen del día a día de nuestro partido, al margen de todo este ruido mediático que les ha interesado a algunas personas para justificar sus acciones porque las cosas no son como ellos quisieran. El partido no son ellos, el partido son las y los militantes, el equipo técnico, la dirección y los parlamentarios que acatan nuestros reglamentos, y todas las personas que acuden a los actos y asambleas, apoderados y apoderadas en las elecciones, y a todas las personas que votan a Podemos y que hacen posible que sigamos trabajando. El trabajo del partido se puede seguir aquí: www.navarra.podemos.info


Una purga política cargada de centralismo y machismo, por Noemí Solanas Soler


Expulsan a Laura Pérez Ruano, ex secretaria general de Podemos Navarra, tras un proceso de duros ataques personales, y una campaña interesada de filtraciones a los medios de comunicación, donde no ha existido un proceso previo de mediación o algo similar, solamente denuncias y expedientes disciplinarios, resueltos por una comisión de Garantías que no cumple ni los mínimos en personal con conocimientos juristas, ni en imparcialidad.

Es importante considerar, que Laura Pérez debe estar sujeta a críticas, pero sería injusto obviar, invisibilizar y echar por tierra el buen trabajo que ha llevado adelante en Nafarroa para hacer posible el cambio en esta tierra. En 2015 fue capaz de movilizar a más de 45.000 personas en torno a un programa claramente rupturista y valiente, ante las políticas de pactos que se planteaban en ese momento. Todo ello bajo duras presiones y críticas por parte del aparato del partido en Madrid, que no veía con buenos ojos los acuerdos con fuerzas independentistas, ya se dieran dentro o fuera de las instituciones.

El grupo parlamentario ha escenificado en público, lo que se viene viviendo desde los comienzos de la creación de Podemos Nafarroa en diferentes espacios, ya sean círculos o espacios más plurales como la creación de las candidaturas municipalistas en las anteriores elecciones. Tras las últimas primarias, además de abrir expediente a diferentes personas críticas con la actual dirección de Podemos Nafarroa, el consejo de Coordinación y la comisión de Garantías ha llevado hasta las últimas consecuencias la purga política contra Laura, haciendo efectiva su expulsión, sin articular antes ningún procedimiento de mediación previo. De hecho, lo que sí han existido han sido varias filtraciones por parte del partido a prensa, lo que dice mucho de las formas que esta estructura de poder utiliza contra quienes no aceptan las imposiciones de Estatal, más en concreto contra las mujeres que participan del grupo parlamentario, como es también el caso de Fanny Carrillo, también parlamentaria crítica y expedientada por Garantías Navarra. 

Sin embargo, la actitud hacia los parlamentarios ha sido bien distinta, pese a que los propios compañeros admiten haber cometido infracciones más graves que las que dicen que ha cometido Laura, ni han sido expedientados ni reprobados, al contrario, en el caso de los hombres críticos que forman parte del grupo parlamentario han sido invitados a trabajar con los órganos del partido “respetando y devolviendo la portavocía”.

Castigo para ellas, mano tendida para ellos. Una vez más, el patriarcado en estado puro ataca a las mujeres que no se doblegan, y premia a aquellas que permiten y aseguran los privilegios que sostienen estructuras de poder a cambio de un trato injusto y desigual entre compañeras y compañeros. En el caso del grupo parlamentario el mantener los privilegios económicos que sostienen contrataciones y sedes, han sido más importantes que las mujeres del grupo, en especial Laura, mientras que los hombres del grupo no son cuestionados.

Algunos dirán que es una cuestión meramente económica, pero podríamos decir lo mismo de la brecha salarial o del trabajo reproductivo que sostiene este sistema, realizado mayoritariamente por mujeres, y que le sale gratis al estado. Las cuestiones económicas las pagamos una vez más la mujeres, y en este caso también. Si Podemos Navarra defendiera realmente la igualdad, el feminismo y no sus propios intereses, habría tratado de la misma manera a todas las personas integrantes del grupo parlamentario, pero no ha sido así. Han pasado por encima de la parlamentaria más visible y más valiente de forma “ejemplarizante”, y siguen sosteniendo sus privilegios económicos sin sonrojo.

Imagino que las estructuras del partido habrán tenido este debate, ya que en la mesa de la rueda de prensa se encontraban los responsables de Análisis político, Feminismos y Sociedad civil, además de Daniel López, Secretario de organización desde las últimas primarias. Dani es bien conocido en la Ribera, ya que además es concejal de Tudela Puede, candidatura avalada por Podemos Tudela, pese a que en su lista llevaba varios miembros del Consejo Ciudadano de Tudela, incluido el Secretario General, contraviniendo así las propias normas de Podemos, algo que se denunció en su momento, cuando entonces Eduardo Santos formaba parte de la Comisión de Garantías. Esta formación municipal, con Dani López al frente, secuestró los logos pertenecientes al partido, hecho que también se denunció al Comité electoral en su momento, y presentó a las municipales una lista en la que la paridad brillaba por su ausencia. Esta candidatura ya dejó claro desde el año 2015 su apuesta por rechazar todo aquello que tuviera alguna vinculación con fuerzas independentistas, hasta tal punto, que junto a IE y PSN dejaron fuera del equipo de gobierno a la CUP, otra candidatura donde también participábamos otros miembros de Podemos. Miembros que además de ser expedientados por criticar la presencia de

Ione Belarra en el desfile militar del 12 de octubre, fuimos excluidas y acusadas por parte del círculo de Tudela de formar parte de Bildu. Esta purga es una purga política, que se fundamenta en el modelo de Estado que Podemos Estatal quiere imponer en nuestros territorios, al margen del trabajo y las decisiones políticas que se deciden en los mismos, algo que Laura defendió con uñas y dientes desde el comienzo. En la Ribera encontraron el mejor caldo de cultivo para sus argumentos, abrieron una sede que apenas se usa y contrataron en un proceso muy cuestionable a la misma persona que se dedicó a excluir a otras inscritas por motivos ideológicos, todo esto pagado con el dinero que reciben del grupo parlamentario, y que sostienen a cambio de esta actitud machista. Un trato completamente desigual entre mujeres y hombres, donde la solidaridad es solamente una palabra vacía, un trato de agresión constante hacia una mujer que ahora se evidencia, está teniendo más respeto por esta organización que sus compañeros hombres, pero que está pagando por todas. Es triste que un proyecto que estaba tan cargado de ilusión y de energía rupturista se haya adaptado a la perfección a las estructuras de poder clásicas capitalistas y patriarcales. Ante esta situación cada vez más motivos para crear, luchar Poder Popular y Feminista!!

Comentarios

  1. Yo discrepo creo profundamente con ambos escritos, como siempre, soy un espíritu contradictorio y critico.
    Para mí, igual que para muchos otros, Laura Pérez tiene mucho más que ganada su suspensión en el partido desde el momento en el que forzó su participación en una comisión para votar algo que le afectaba de forma directa y personal, y ademas, con toda la desfachatez del mundo, voto según sus propios intereses. Para mí, todos los demás parámetros a tener en cuenta o cosas por las que se le ha expedientado, son pecata minuta que, efectivamente, podrían haberse solucionado de otra manera, y por supuesto, respetando la confidencialidad que se debe en estos casos...

    Dicho esto, me gustaría decir también que, nos guste o no, en política los partidos viven de la imagen que proyectan.
    Esto me sirve para decir que, en este caso, humillar públicamente, no es lo mejor que se puede hacer, teniendo a un año vista una campaña electoral que se aventura dura y difícil. En lugar de otros expertos, por favor, urge un experto en imagen institucional, sino lo llevamos crudo para poder hacer realidad el proyecto del partido para cambiar lo que tenemos ahora.

    Por si no lo habia dicho, soy inscrita y de la Ribera, y me gustaría decir muchas más cosas, pero este hilo no es el adecuado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario