Algunos datos sobre la brecha salarial








El pasado 22 de febrero se celebró el “Día por la Igualdad Salarial”. Desde el sindicato LAB sabemos que esa igualdad es falsa y que aún estamos muy lejos de conseguirla. Por ello, diferentes afiliadas y delegadas sindicales nos hemos reunido hoy frente a la sede de la CEN para exigir tanto a la patronal como a la administración pública que realicen un análisis exhaustivo de la brecha salarial actual en Navarra, ya que ésta es la mayor del Estado y está por encima de la media europea. Tal y como ha subrayado Rosa Iriarte, responsable de LAB en Comarca de Pamplona y Pirineos, queremos denunciar “la injusticia que supone el hecho de que todavía hoy, a pesar del reconocimiento legal (normativa estatal e internacional), y las declaraciones oficiales en el ámbito institucional, la igualdad de derechos entre mujeres y hombres esté pendiente de conseguirse”. Iriarte ha explicado cómo la progresiva incorporación de las mujeres al mercado de trabajo no ha traído aparejada su equiparación en condiciones laborales;a y la cronificación de la brecha salarial de género pone de manifiesto el fracaso de las políticas publicas de igualdad. “La diferencia de sueldos entre hombres y mujeres es una de las expresiones más claras de la discriminación de las mujeres en el mundo laboral, aunque no la unica”.

. Entre las causas de la brecha salarial encontramos desde la discriminación directa (salario diferente por igual trabajo, “prohibido” por ley pero encubierto a través de prácticas empresariales de diferentes formas de remuneración), hasta todo el resto de mecanismos de discriminación indirecta (segregación laboral, no valorar ni reconocer los trabajos de los sectores feminizados, la contratación parcial la cual tiene cara de mujer, no reconociendo ni repartiendo la responsabilidad de los trabajos de cuidados…). Es sabido y está demostrado que los colectivos formados mayoritariamente por mujeres trabajadoras los sueldos son inferiores y estos trabajos están minusvalorados. Por ejemplo, actualmente en el conjunto del sur de Euskal Herria más de ¾ partes del empleo a tiempo parcial es desempeñado por mujeres;a y el empleo a tiempo parcial lógicamente conlleva un salario inferior. Por todo ello, LAB demanda que los poderes publicos cumplan su obligación de promover la igualdad y, así mismo, demanda a la CEN (Confederación de Empresarios de Navarra) que sitúe la equidad en el eje central de sus políticas. “Desde el sindicato LAB creemos que es tiempo de asumir compromisos que empiecen a dar respuesta a esta situación”, ha añadido Iriarte. “Solo un conocimiento real de estas situaciones puede posibilitar la asunción de medidas que pongan fin a la discriminación laboral de las mujeres”. En consecuencia, hoy varias delegadas sindicales de LAB han registrado una petición formal para que la CEN realice un estudio exhaustivo sobre la brecha salarial en Navarra. Así mismo, en los próximos días, en todas las empresas donde LAB tiene representación sindical solicitaremos que se analice y se dé a conocer las condiciones laborales en las que desarrollamos nuestra actividad las mujeres y hombres de cada plantilla. Desde LAB pensamos que es mucho lo que se puede hacer desde los centros de trabajo, y por ello queremos conocer la verdadera realidad de cada empresa. Con estos datos, se estará en condiciones de realizar un diagnóstico inicial sobre la situación de las trabajadoras en cada empresa, para después abordar en el marco de la representación sindical las medidas a acordar para hacer frente a la problemática detectada. Por ultimo, Iriarte ha querido subrayar la necesidad de las mujeres trabajadoras de empoderarse y de fortalecer la lucha sindical y feminista. “De hecho, hacemos un llamamiento a participar en la Huelga Feminista convocada para el 8 de marzo y en todas las movilizaciones convocadas por el movimiento feminista. Es hora de que las mujeres ocupemos la calle reivindicando unas condiciones laborales y de vida dignas. Creemos imprescindible salir a la calle todas las mujeres luchando desde nuestras diferencias contra un sistema capitalista heteropatriarcal que nos prefiere muertas, esclavas o parte del sistema”.

Vía: LAB

Comentarios