Aquiles Cuadra en el recuerdo










Jesús María Ramírez en Surtopía (fotografía de Blanca Aldanondo):

La memoria histórica no puede ser solo la revisión de un determinado pasado y la justa reivindicación de los olvidados. Debe ser el conocimiento de lo que fue nuestra historia y sus protagonistas con el objetivo de evitar repetir dolorosos errores. Escuchar a Enrique Cuadra recordar la historia de la familia Cuadra, es viajar por un siglo del pensamiento liberal, progresista, laico y republicano español, abocado a la derrota y el exilio, Es conocer la historia de la Tudela ( y la España) que pudo ser y no fue. El abuelo Mariano Cuadra llego a Tudela, a comienzos del S.XIX, para ser administrador general de los bienes del Marqués de San Adrián, afrancesado, librepensador y liberal. Su hijo Ruperto Cuadra, prestigioso jurista con despacho en Tudela y Madrid, siempre militó en las ideas progresistas, republicano, liberal, promotor de la enseñanza pública, impulso de empresa como la primera Caja de Ahorros, fundador del Partido Republicano Autónomo de Tudela y presidente de la ponencia redactora del Estatuto Vasco-Navarro. Aquiles Cuadra sigue la carrera política y profesional de su padre.

Referente republicano de la Ribera, funda el Partido Radical Socialista en Navarra, posteriormente integrado en el partido de Azaña, concejal y alcalde de Tudela, participa activamente en la vida política Navarra y en la elaboración del Estatuto Vasco-Navarro al que se opone defendiendo siempre una posición republicana y progresista frente al “jaimismo” conservado y el nacionalismo “vaticanista”. El triste final de Aquiles Cuadra es conocido: delatado y detenido en Sevilla, y fusilado en 1939 después de un juicio injusto y en el que no cabe piedad ni perdón alguno a pesar de los testimonios y relevantes peticiones de clemencia de quienes fueron sus opositores políticos. Si personas como Mariano, Ruperto o Aquiles Cuadra hubieran regido las destinos de Tudela ( y Navarra ) durante el S. XIX y XX, seguro que el progreso y desarrollo de esta tierra hubiera sido muy distinto, y a mi juicio, mejor.

Comentarios