LAB admite los avances del Gobierno de Navarra sobre la enseñanza concertada










Tras un proceso de negociación y movilizaciones que ha durado más de un año, y gracias a los avances que se han dado a finales de agosto, LAB da su apoyo crítico al nuevo acuerdo con el Gobierno de Navarra. No es el acuerdo que LAB desearía, pero tras garantizar en la última fase de negociaciones unos puntos irrenunciables, considera que es un acuerdo con el que poder seguir adelante.

LAB valora la voluntad y los pasos que en estos últimos días ha dado el Departamento de Educación. Ha tenido en cuenta algunos logros, algunos de los cuales eran irrenunciables para LAB: subida del 1% correspondiente al 2017 para el personal no docente, garantía de subida salarial en 2018 y 2019, sustitución del profesorado desde el primer día en cuatro supuestos especiales y en lo que respecta a transparencia, aunque no se ha adelantado todo lo que LAB hubiera deseado, sí se han producido avances reseñables.

LAB, sin embargo, reconoce que no es el mejor de los acuerdos posibles: a los 57 años la reducción de jornada del personal docente será de dos horas, que después serán cuatro; no se mantiene la situación anterior en cuanto a formación y a la recolocación de trabajadoras y trabajadores y no se ha conseguido la subida del 1% correspondiente a los salarios de 2016.

Tras consultar con la afiliación y las delegadas y delegados, LAB ha manifestado su intención de actuar con responsabilidad y ha decidido dar su firma crítica. Garantizada la parte positiva del acuerdo, LAB no renuncia a la subida de 2016, ni a recuperar otros derechos. Y quiere subrayar la responsabilidad del Departamento para acabar cuanto antes los recortes de UPN por un lado, y en la recuperación del poder adquisitivo de trabajadoras y trabajadores por otro. El sindicato seguirá luchando por ello.

Además, LAB denuncia la actitud de las patronales, que una vez asegurado lo que a ellas les interesaba antes del verano, estaban dispuestas a firmar una mala propuesta para las trabajadoras y trabajadores. LAB tiene muy claro que las patronales se tienen que implicar directamente en la mejora de las condiciones laborales del personal. Para el sindicato, hasta ahora, algunas patronales, mientras han recibido dinero, han mirado hacia otro lado sin ninguna vergüenza, pasando el problema de las condiciones de trabajo al Gobierno de Navarra.

Para LAB, en la medida que estas patronales reciben un dinero de la Administración para dar un servicio público, deben mostrar una transparencia en el uso de ese dinero y en los procesos de contratación del personal. Tienen que asegurar la formación del mismo y justificar como es debido el dinero público dedicado a dicha formación. En el Acuerdo desaparece el recreo en Educación Infantil como lectivo. Durante la negociación las patronales ANEG y CECE se han mostrado dispuestas a asumirlo. Ahora es el momento de cumplir su compromiso.

LAB considera también, que lo mismo que en las Ikastolas, es el momento para un Convenio de la Enseñanza Concertada de Navarra que mejore las condiciones del personal de dicho sector. LAB exige a las patronales que se hagan responsables de sus trabajadoras y trabajadores. Así mismo considera que su derecho a la negociación colectiva debe ser desarrollado en su totalidad.

Para finalizar, LAB quiere poner en valor las movilizaciones y la implicación de las trabajadoras y trabajadores del sector. Gracias a ello se ha conseguido el presente Acuerdo y no se han aceptado las propuestas inasumibles que en los meses anteriores han estado en la mesa de negociación.

Comentarios