La PEC denuncia la precariedad veraniega en Correos








¡CORREOS NOS HA PREPARADO UN VERANO INSOPORTABLE! El verano tiene asociadas ciertas características, ideas y costumbres. En este país, pensar en agosto, por lo general, evoca calor, vacaciones y piscina. Sin embargo, si hacemos este ejercicio pensando en el trabajo en Correos, lo que nos viene a la cabeza es: mayor explotación, aumento de la precariedad y...calor, mucho calor. La explotación crece porque disminuyen las "manos" para sacar el trabajo adelante y, por tanto, cada trabajador/a ha de asumir una mayor carga del mismo. La precariedad se intensifica, por un lado, porque por el mismo salario se trabaja más, se invierten más energías (contando además con las inclemencias meteorológicas) y, por otro, porque cada año disminuye el número de contratos de refuerzo lo que provoca que quien trabaja lo haga en peores condiciones y quien no trabaja se vea desprovisto de medios y sustento para poder vivir. En Madrid, por ejemplo, donde la plantilla se cifra en torno a 8.000-9.000 trabajadoras/es, se han hecho poco más de mil contratos para julio. Si tenemos en cuenta que es época vacacional y que la plantilla (en un momento u otro) disfrutará esos días de descanso, se ve con claridad que las cifras no cuadran. Para colmo, un escalofriante 40% de dichos contratos son a tiempo parcial. Así ahorran en nuestros sueldos y engordan sus beneficios. Esta situación ya está provocando estragos en el día a día y es que, en todos los puestos base, faltan manos, muchas manos, cada vez más. En las carterías vemos como las cifras muestran que el ya de por sí acuerdo-basura de cobertura firmado el año pasado entre la dirección de la empresa y CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre se incumple de forma sistemática, sin que los responsables de dichas organizaciones sindicales presionen y denuncien. Sin embargo, el malestar generado y el no estar dispuestas/os a asumir que nuestras condiciones laborales sigan empeorando han permitido que no pocos centros de trabajo se organicen y protesten enérgicamente con paros parciales y huelgas. Organizaciones sindicales como CGT y, por supuesto, nuestra Plataforma de Eventuales de Correos (PEC) nos oponemos a esta política de contratación (que bien podríamos denominar de "no contratación") que los altos directivos de la empresa agudizan año tras año. Mientras aun colea todo el malestar por lo sucedido en la última consolidación de empleo, la parte eventual de la plantilla seguimos siendo maltratadas/os por Correos viéndose reducidas nuestras posibilidades de trabajar en el periodo vacacional cuando, en base a los ciclos de empleo vigentes, deberíamos ser ampliamente movilizados para reforzar épocas especiales (como es el caso del verano). De forma amplia, los contratos que muchas/os eventuales firmamos en esta época no son por "refuerzo" sino por "absentismo laboral" e "insuficiencia de plantilla" lo que nos atenaza dentro de un ciclo de empleo de seis meses como máximo cuando podríamos estar trabajando más tiempo. Correos se dirige a marchas forzadas hacia la reconversión en una lucrativa empresa privada, como evidencia su pertenencia a la SEPI, el constante asedio por parte del gobierno sobre la partida presupuestaria para cumplir el SPU y las mareantes firmas millonarias con multinacionales como AMAZON. Desde la PEC tenemos claro que sin unidad dentro de la plantilla no podremos revertir esta política de empeoramiento de nuestras condiciones laborales ni la destrucción del servicio postal universal, requisitos fundamentales para tener un Correos público y de calidad. ¡ESTE VERANO TENEMOS QUE HACERLES SUDAR A ELLOS!

Comentarios