Pillan a UPN metiendo las manos en la "despolitizada" manifestación por la bandera de Navarra










Poco antes del mediodía se ha difundido un email masivo dirigido a las secretarías de los ayuntamientos navarros. En ella, «un grupo de navarros pertenecientes a organizaciones civiles» animaban a aprobar «en el siguiente Pleno Municipal» una moción que se adjuntaba. Para ello, se solicitaba que el secretario hiciera llegar la moción a «todos los grupos municipales». Todo ello es una farsa, ya que detrás del email se encuentra UPN, que no quiere dar la cara abiertamente como organizador, pese a ser el primer partido en adherirse a la convocatoria.

El email contiene una dirección a una página web cuyo propietario ha sido anonimizado. No obstante, UPN no ha tenido la habilidad suficiente y no ha borrado todos los datos del documento de texto en el que se detalla el contenido de la moción. En él se refleja como autor un tal Pello Gámez. Esta persona habría introducido alguna modificación en el archivo hoy mismo a las 8.23 de la mañana, tres horas antes del envío masivo de correos a los ayuntamientos. Gámez es el experto en redes sociales del Comité Local de UPN en Iruñea. Resultó elegido en noviembre de 2015, dentro del equipo que dirige Román Luzán.

UPN está cuidando las formas para que no se le reconozca como el verdadero organizador de la protesta (a veces se hace referencia a ella como manifestación, otras como concentración y últimamente como «fiesta») del 3 de junio en Iruñea. Vistiéndola como una iniciativa de origen ciudadano, ha conseguido que para el PSN la adhesión a la marcha sea mucho más cómoda.

Gámez no es el único miembro de UPN que se esconde entre los anónimos organizadores de la protesta. De hecho, el primero en destacarse fue Ricardo Guelbenzu, que figuraba en las listas de candidatos a fomar parte del Consejo Político de UPN en el último congreso del partido, en el que se encumbró a Javier Esparza como líder. Guelbenzu, comunista arrepentido, fue una de las tres personas que anunciaron la convocatoria.

Vía: Naiz

Comentarios