Izquierda-Ezkerra pone el foco sobre los pelotazos urbanísticos, la vivienda y el recurso del Estado contra la exhibición de la bandera republicana








Podemos, Izquierda-Ezkerra, Aranzadi y el grupo municipal de Somos Egüés han pedido al Gobierno de Navarra y a Salesianos que negocien para introducir cambios en la operación prevista en el centro de Pamplona y en Sarriguren con el fin de evitar lo que consideran un "pelotazo urbanístico".
Estas formaciones, en una rueda de prensa conjunta, han defendido que se debe poner en marcha un proceso negociador que sea "público, transparente, con unos informes que sean objetivos, imparciales y públicos y en el que estemos todas las fuerzas que sostenemos los Gobiernos de cambio tanto en el Ayuntamiento de Pamplona como en el Gobierno foral".
La secretaria general de Podemos Navarra, Laura Pérez, ha afirmado que "como consecuencia de la concesión de la licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de Pamplona en la parcela de Salesianos, nos da la sensación de que esta operación urbanística, más que cuestionable desde distintos puntos de vista, no se parará hasta que la ciudadanía tome conciencia de la gravedad de sus implicaciones".
Según Laura Pérez, "estamos ante un caso paradigmático de las formas de proceder de UPN, con las que retorcieron la norma para alcanzar sus objetivos, favoreciendo los intereses de las constructoras y de la congregación de Salesianos, todo ello en contra del interés general".
La dirigente de Podemos ha sostenido que "esta operación, no va a generar beneficio público alguno, va a romper la estética de la ciudad, apuesta por la educación concertada y saca la dotación educativa del centro de la ciudad sin ningún tipo de compensación". "Van a convertir Sarriguren en un modelo de ciudad de UPN", ha añadido.
Así, Laura Pérez ha instado a Salesianos "a negociar" y a que las administraciones y la ciudadanía "no acepten ningún tipo de chantaje con el fin de parar lo que algunos han venido a denominar un pelotazo urbanístico en toda regla".
Por su parte, el concejal de Aranzadi en Pamplona, Alberto Labarga, ha demandado que "se abra este debate a la ciudadanía". "Hasta ahora el debate público parece solo centrado en la altura de las torres, pero nos gustaría también hablar de si queremos perder un espacio educativo y deportivo en la ciudad, bien comunicado con toda la cuenca, o favorecer el modelo de ciudad extendida", ha indicado.
Labarga ha dicho que no les sirven "los informes que a modo de chantaje hablan de las indemnizaciones millonarias que tendrían que pagar las administraciones públicas en caso de no ejecutarse los proyectos, y más cuando los informes han sido elaborados por los mismos arquitectos y juristas que han avalado el proyecto desde el principio".
"QUE SALESIANOS SE QUEDE EN EL ENSANCHE"
Finalmente, la concejal de I-E en Pamplona, Edurne Eguino, ha indicado que "hay tiempo para reconducir este desaguisado" y ha planteado que "la mejor salida a día de hoy para la ciudadanía sería que Salesianos se quedara en el Ensanche y que en su solar renueve instalaciones necesarias". En la parcela de Sarriguren, según el planteamiento de estas formaciones, se podría construir un instituto público para el Valle de Egüés.
La segunda opción, según estas formaciones, en caso de que Salesianos mantenga su idea de traslado a Sarriguren, es que "debemos hacer que la congregación sea consciente del abuso que supone sobre el interés público el convenio que firmó, un convenio que está vencido y no cumplido en plazo". "Entenderíamos que Salesianos quisiera pagar un nuevo centro, ¿pero tiene que pagar también la ciudadanía un teatro, una residencia de estudiantes, una iglesia, un campo de fútbol de hierba artificial? Todo eso está en el convenio", ha indicado, para pedir al Gobierno de Navarra que haga un informe que valore el coste de un nuevo centro de FP "con baremos de centro público".
Así, ha pedido a Salesianos que "renuncie a financiar otras construcciones añadidas al centro de FP con las plusvalías del terreno, porque así se reduciría el número de viviendas que habría que construir en el solar de la calle Aralar y por tanto se puede diseñar un espacio urbano de buena calidad". "Solicitamos a Salesianos que renuncie expresamente y públicamente a toda plusvalía que pueda existir con la venta del solar en aplicación de la ley foral aprobada en 2009, una ley que hizo expresamente UPN para posibilitar esta operación", ha afirmado.
Nuin (I-E) dice que la política de vivienda va "en la dirección correcta pero queda mucho por avanzar"

El portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha afirmado que el Gobierno de Navarra está "en la orientación correcta en materia de vivienda, cambiando la política de UPN", aunque ha precisado que "queda mucho por avanzar".
Nuin ha indicado que "el Gobierno de Navarra está actuando, se aprobó en diciembre una ley, se ha reducido el precio del alquiler social, se han incrementado los presupuestos, se ha fomentado la rehabilitación, pero hay que ir más allá". Tras ello, ha planteado que se debata sobre la inclusión del derecho subjetivo a la vivienda en el próximo Plan de Vivienda del Gobierno de Navarra y ha reclamado que el Tribunal Constitucional levante la suspensión sobre la ley foral aprobada en 2013 por el Parlamento de Navarra.
Además, el portavoz de I-E ha manifestado que es necesario "intervenir en el mercado de suelo y de vivienda" para evitar que se produzca una "política especulativa" en este sector y conseguir que la vivienda sea "un derecho y no un negocio especulativo".
"Necesitamos instrumentos jurídicos, regulatorios y públicos de intervención para que las consecuencias de la especulación no vuelvan a ocurrir. Hace falta control público. Eso es lo que no se quiso hacer en su momento y es lo que nos llevó al desastre", ha dicho Nuin, durante su intervención en el pleno que el Parlamento foral dedica este viernes a la vivienda.
José Miguel Nuin ha indicado que "las consecuencias de la política especulativa en España son los más de 5 millones de parados y 300.000 familias desahuciadas" y ha considerado que "concurrió una enorme responsabilidad y complicidad de los poderes públicos en alimentar esa burbuja especulativa". "Había gente que avisaba de lo que estaba pasando, pero se les trataba como aguafiestas, porque aquí todos estaban surfeando una ola de abundancia", ha indicado.
Además, ha dicho que "el problema que concurría en esos años era que en el propio funcionamiento de ese sistema los intereses económicos y financieros eran brutales y no había mecanismos públicos de control de estos intereses".
El Parlamento comparecerá en el recurso del Estado contra el acuerdo de exhibir la bandera republicana

La Mesa del Parlamento de Navarra, oída la Junta de Portavoces, ha acordado este viernes personarse en el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Abogacía del Estado contra el acuerdo del Parlamento de exhibir la bandera republicana en la fachada del edificio de la Cámara el día 14 de abril.
En la Mesa, han votado a favor del acuerdo la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez (Podemos), el vicepresidente primero, Unai Hualde (Geroa Bai), y el secretario primero, Maiorga Ramírez (EH Bildu); mientras que en contra han votado el vicepresidente segundo, Alberto Catalán, y el secretario segundo, Oscar Arizcuren, ambos de UPN.
En la sesión de la Junta de Portavoces a favor del acuerdo se han pronunciado Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezquerra. En contra lo han hecho UPN y PPN.
En declaraciones a los medios de comunicación, la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, ha explicado que en la reunión de esta mañana han mantenido la decisión política acordada el lunes para colocar la bandera republicana el 14 de abril en el balcón de la Cámara foral, "tal y como nos lo ha pedido la Junta Republicana, pero como hacen muchas asociaciones".
Se ha referido así a las peticiones en esa misma línea del colectivo LGTBI, del Parkinson, del Sida, de violencias machistas... "Las decisiones políticas son soberanas en este Parlamento, aquí se hace política", ha dicho, para criticar las "injerencias de otras instituciones, la Delegación del Gobierno y el TSJN".
Según ha dicho, "seguiremos con el contencioso porque hay que respetar la soberanía parlamentaria". "La política se hace en sede parlamentaria", ha sentenciado.
Por su parte, José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, quien presentó la iniciativa en Mesa y Junta, ha puesto en valor la decisión de la Cámara "de defender la decisión del Parlamento de que el día 14 en el balcón de la fachada se pueda colocar la bandera republicana".
Ha manifestado Nuin que "nos sorprende la inquina que tienen la Delegación del Gobierno y el PP contra la bandera republicana". "Y digo la inquina porque son multitud las decisiones de ayuntamientos y parlamentos de colocar diferentes símbolos en sus fachadas, en sus instituciones recordando diferentes causas", ha expuesto, para referirse a la bandera gitana y o a la bandera gay. "Esos actos no han sido recurridos, ¿por qué aquí sí?", ha expuesto.
El portavoz de I-E ha defendido que la bandera republicana representa "democracia, libertad e igualdad" y por ello ha apostado por una defensa de esta decisión "potente y sólida". "No creemos que haya jurisdicción sobre esta decisión de la Mesa porque es una decisión política; no hay sustitución de símbolos oficiales, no hay desplazamiento de símbolos oficiales, no se colocan otros símbolos oficiales...", ha apuntado.
EN CONTRA
El parlamentario de UPN Carlos García Adanero ha explicado que han votado en contra del acuerdo de este viernes en Mesa y Junta porque "la colocación de la bandera republicana es un despropósito, no tiene ningún sentido y creemos que no hay que seguir con el espectáculo". "El Parlamento debe dejar los símbolos oficiales y se debiera poner la bandera de Europa y en ningún caso poner banderas que no representan al conjunto de la sociedad porque no están establecidas así en el ordenamiento jurídico", ha expuesto.
Desde el PPN, Ana Beltrán ha señalado que están en contra de que "este Parlamento sea un Parlamento de charanga y pandereta y de que aquí se pueda colgar la bandera que cada uno estime". "Hay jurisprudencia que determina que la bandera republicana no se puede colocar por lo tanto esperamos a ver la decisión del TSJN y esperemos que no se coloque", ha dicho, para opinar que "no me parece bien que se coloque ninguna otra bandera". "Aquí hay que colocar las banderas oficiales, las otras banderas son innecesarias y cada uno si las quiere colocar que las coloque en otro sitio pero no en una institución", ha afirmado.


Comentarios