Reculan, luego cabalgamos










Artículo de Fitexpress, nueva revista fiterana: ¿Por qué reculan ahora, se preguntan muchos? Todos los regímenes, aun siendo democráticos como el que nos ocupa, sufren síntomas de agotamiento. Achaques ante los vicios absorbidos durante décadas que ya no son defendidos ni por sus parroquianos más fieles. Y algo de mala conciencia.


¿Habrá cambio en la villa? Es evidente que no, pese a que el partido de Gobierno vive las horas más bajas desde un punto de vista electoral en sus cuatro décadas de historia. Y no lo hará porque este tipo de sistemas políticos cuenta con mecanismos suficientes como para sobrevivir hasta que la orquesta del Titanic haya naufragado.


Hay situaciones que no se sostienen por mucho que algunos callen conscientes de que el discurso que fabricará el poder será transformar las denuncias políticas en oscuras cuestiones personales o espurios intereseses económicos, cloaca en la que chapotean algunos cegados fieles en beneficio de una docena de elegidos que, o bien han utilizado Fitero como trampolín laboral, o simplemente se han beneficiado de la falta de transparencia y concursos en el reparto de trabajo a empresas locales. Eso sí, siempre evitando el debate político porque ellos son apolíticos, síntoma que les define.


El reloj lleva décadas detenido en Fitero, asistiendo los habitantes de la villa a un baile de sonámbulos en el que el disimulo ante la aberración es la mejor medicina para ser considerado “uno de los nuestros”, táctica ultranacionalista de buenos y malos que no disfraza el criminal inmovilismo algunos irresponsables, lastrados por la falta de liderazgo político, valentía e imaginación. Porque se advierten meritorios voluntarios de la asociación de la chistorra y de gente que le gusta que le vean vestida de domingo en la Procesión de turno. Pero estadistas, pocos. Ideas: ninguna. Proyectos: cero. Cortoplacismo: exclusivamente.


¿Gobernará AFI nuestra villa? Es evidente que en un plazo medio no, en parte porque en el inamovible choque de trenes fiterano, con una fidelidad de voto digna de estudio, es altamente improbable un cambio electoral de tal magnitud. Pero AFI se comprometió a depurar nuestro pueblo en cuatro años y vamos camino de ello, dejándole libre el camino en poco más de dos años a una deseable lista de tecnócratas que entierre ideologías. Decía Mark Twain que no se pueden conseguir mejores resultados haciendo lo mismo. Por lo cual, si los agentes sociales fiteranos consiguen articular una lista renovadora con más ideas que prejuicios, el régimen, con una creciente incapacidad para aunar simpatías y voluntarios, habrá caído. Y es que creemos, sin renunciar ni avergonzarnos de nuestros principios, que solo enterrando un choque ideológico que les beneficia y del que viven, caerá.


Grupo Municipal AFI


Más información:


-www.agrupacionfiterana.blogspot.com


-Página de Facebook de Agrupación Fiterana Independiente

Comentarios