A Esparza y UPN sobre estímulos navarristas











Ya que habéis abierto el tema de las celebraciones movidos por el sentimiento que se os supone, voy a pediros primeramente que llevéis al Parlamento la petición de quitar el monumento de Ignacio de Loyola, que defendió Pamplona contra los navarros, aunque este santo, después de ser soldado del duque de Nájera, fue amigo de Francés de Xavier y ambos cursaron juntos en la Universidad de París, como cántabros, apelativo que recibían los habitantes de los territorios que hablaban el euskera y que incluía a Navarra.

Y puestos a quitar valores que reflejan aberraciones y equívocos, qué tal quitar la festividad del apóstol que apareció en Galicia el siglo IX, de nombre Santiago y sobrenombre de Matamoros. Es notable su celebración el día 25 de julio en Navarra, el mismo día que el duque de Alba rindió Pamplona bajo la amenaza de someterla sino a sangre y fuego y dar saqueo por los soldados, entre los que había un tercio de Orán. Creo que es válido y la navarridad exige poner a cada uno en su sitio, y el del apóstol aparecido en Galicia y exterminador de gentes no es el mejor para celebrarlo en Navarra.

Espero no te ofenda estos detalles que hago a favor de que en Navarra sepamos que celebramos cosas que no son nuestras e ignoramos otras que lo son.

Pedro Esarte, NOTICIAS DE NAVARRA

Comentarios