Podemos-Ahal Dugu pregunta al Gobierno por su actuación en el caso de Faurecia








Podemos-Ahal Dugu ha presentado una pregunta oral de máxima actualidad para que el Vicepresidente de Desarrollo Económico explique este jueves en pleno del Parlamento las actuaciones que el Gobierno de Navarra ha podido realizar para el mantenimiento de la actividad productiva de la planta de ICF-Faurecia Lear ubicada en Burlada. En concreto la formación morada quiere saber qué acciones ha desarrollado el ejecutivo en este sentido y qué seguimiento ha hecho de las que hayan podido realizar otros agentes económicos y sociales desde marzo de 2015 hasta la actualidad. Tras plantear a comienzos de 2015 la empresa ICF Faurecia Lear el cierre de su planta de Burlada, registrando formalmente un ERE para la rescisión de los contratos del total de las y los 190 trabajadores de la plantilla, el 15 de marzo de 2015 se alcanzaba un acuerdo entre la dirección de la empresa ICF Faurecia Lear y dos organizaciones sindicales con representación legal en la misma, acuerdo que tres días después fue respaldado en referéndum por una amplia mayoría de las y los trabajadores de dicha factoría. Dicho acuerdo recogía una reducción de la plantilla a través de bajas voluntarias incentivadas, prejubilaciones, y recolocaciones,

Y una rebaja salarial del 8% para toda la plantilla, entre otras medidas, además de una prórroga de la actividad de la empresa hasta el 31 de diciembre de 2016. Durante este período todas las partes se comprometían a buscar alternativas para la reindustrialización de la planta, y para ello se solicitaba la implicación y colaboración de Gobierno de Navarra y los agentes económicos y sociales. Por otra parte el comité de ICF-Faurecia Lear ha presentado una demanda para que el cierre se traslade a junio de 2017. La plantilla entiende que han cambiado las razones que generaron el acuerdo de cierre de la planta al 31 de diciembre de 2016. La situación habría cambiado, porque la empresa ha tenido un beneficio de 576.000 euros en 2015 y tiene una previsión de beneficios en torno a 1.600.000 euros para 2016. Además, Volkswagen Navarra ha decidido que la desaparición del actual modelo de Polo se producirá a mediados del mes de junio de 2017. Este retraso permitiría continuar el plan de reindustrialización que actualmente se está llevando a cabo por parte de la consultora LHH con la supervisión de Sodena. Por eso ha pedido al Gobierno de Navarra que siga utilizando su capacidad negociadora con la multinacional. La empresas contaba en 2015 con 190 trabajadores, hoy tiene 80 personas.

Comentarios