El negocio de los residuos urbanos a debate






 Acabamos de conocer que la Mancomunidad de Residuos Sólidos de la Ribera ha firmado un preacuerdo con el Consorcio de Residuos de Guipúzcoa para tratar 70.000 toneladas anuales de residuos de la fracción resto en el Centro de Tratamiento de Residuos “El Culebrete”, que se sumarán a las 60.000 toneladas que actualmente trata. El Culebrete ha sido fuente de problemas y preocupación en la Ribera durante demasiado tiempo, debido a su funcionamiento, a las denuncias medioambientales, a las sanciones recibidas o a la opacidad administrativa en su gestión, sobre todo por parte de la empresa adjudicataria. Si bien tenemos que admitir que en el último año y medio se han comenzado a subsanar parte de las carencias que no se habían acometido en los pasados 20 años de gestión, el preacuerdo con Gipuzkoa que ha salido a la luz estos días nos genera especial preocupación.

Sin entrar a valorar el contenido del preacuerdo, dado que no se nos ha facilitado, y que entendemos que tiene que tener mucho de “pre-“ hasta que el departamento de medio ambiente del Gobierno de Navarra se pronuncie oficialmente sobre el tema, consideramos que no se ha manejado la información de manera adecuada, sin generar los foros de debate necesarios entre los ayuntamientos afectados ni la ciudadanía en general. Nos preocupa que este preacuerdo no contribuya a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinas y vecinos, ni la de nuestro maltratado medio ambiente. Queremos mostrar nuestro malestar a la Mancomunidad de La Ribera por el opaco proceder con el que ha llevado esta negociación.

Podemos La Ribera

Comentarios