Izquierda-Ezkerra vota en contra de las enmiendas a la totalidad de UPN y PP a los PGN





Izquierda-Ezkerra ha votado en contra de las enmiendas de devolución del proyecto de PGN-2017 presentadas por la derecha, por UPN y PP.

Hemos destacado que Los PGN-2017 no son los de IE, son los resultantes de un acuerdo entre Geroa Bai, Podemos, EH Bildu e IE en cumplimiento del Acuerdo Programático.

Hemos criticado la posición UPN y PP que piden devolver unos presupuestos que aumentan el techo de gasto en 187 millones de euros, un 5,4%. UPN y PP rechazan unos presupuestos que conllevan una política fiscal (reforma 2015 de los cuatro grupos que suscribimos el Acuerdo Programático) que va aumentar la recaudación en 2017, solo por la reforma de 2015, en casi 100 millones de euros.

Hemos echado por tierra los argumentos para el rechazo de UPN y PP porque ¿cuál es la propuesta-alternativa de la derecha? ¿La que acaba de anunciar Montoro para los PGE-2017 consistente en reducir el techo de gasto en 5.000 millones, un 4%? ¿Más recortes y austericidio por lo tanto?. Izquierda-Ezkerra decimos ¡No, gracias, más recortes y austericidio, no!

Le hemos propuesto a UPN y al PP que se queden con Montoro y los recortes, nosotros nos quedamos con el aumento del techo de gastos y el crecimiento del gasto y la inversión presupuestaria y que se queden con la caída de la recaudación fiscal que está sufriendo el Estado con el gobierno del PP (en torno al 2%), que nosotros nos quedamos con el aumento de la recaudación, por encima del 5%, que estamos teniendo en Navarra con la reforma fiscal en la que participamos de manera decisiva.

No puede ser más claro y firme, por lo tanto, en el rechazo de Izquierda-Ezkerra a las enmiendas de devolución que ha presentado la derecha.

Izquierda-Ezkerra hemos resaltado, las nuevas políticas y prioridades del cambio contenidas en el acuerdo programático tienen su reflejo en el proyecto de PGN-2017:
Agenda social, lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión, prioridad de la educación y sanidad públicas, prioridad de los derechos sociales…
Desarrollo económico asentado sobre un modelo sostenible, la apuesta por la economía social, por las pymes, por una economía innovadora, política fiscal progresiva. Una política presupuestaria alternativa al austericidio practicado por la derecha y que revierta los recortes de la anterior legislatura.
Compromiso con la pluralidad de nuestra sociedad: pluralidad cultural, lingüística e identitaria. Reconocimiento de esa pluralidad, compromiso con la convivencia, con la no exclusión…

A partir de esta base, una primera cuestión creemos que debe quedar clara en este debate presupuestario. Los PGN-2017 que se han presentado por el gobierno serían imposibles sin la reforma fiscal de hace un año, la aprobada por los cuatro grupos que suscribimos el Acuerdo Programático en diciembre de 2015.

Una reforma que aumentó la progresividad y la justicia fiscal del sistema tributario navarro y que ha aumentado la recaudación en un momento y con una intensidad decisiva para permitir avanzar en la agenda social del cambio.

En este sentido conocemos los datos de la recaudación tributaria de navarra a 30 de septiembre de 2016. Se ha producido un aumento del 5,18% respecto al mismo periodo de 2015. Un aumento de 105 millones de euros. Reforma fiscal que ha cumplido el objetivo de aumentar la recaudación, y que lo ha hecho subiendo los impuestos de forma justa y selectiva, básicamente a grandes empresas, rentas de capital, altos patrimonios y rentas altas.

Se subieron a los impuestos a las 700 mayores empresas de navarra (nada a las pymes). Y a los 5.000 patrimonios más elevados de navarra. Asimismo el 8% de los contribuyentes con rentas más altas en el IRPF están soportando el 73% del aumento de recaudación previsto en este impuesto.

Solo desde una sólida base de recaudación fiscal es posible cambiar la política presupuestaria de recortes masivos aplicada por UPN la pasada legislatura. Esto es lo que hemos empezado a hacer con la reforma de 2015.

A partir de ahí, ya en los PGN-2016 se marcaba el giro hacia el gasto social como máxima prioridad, y para 2017 se consolida ese cambio hacia el gasto y la inversión social sin olvidar las necesidades de impulsar una economía sostenible e innovadora.

En los PGN-2017, que la derecha pide rechazar, los departamentos sociales y de desarrollo económico alcanzan un fuerte crecimiento: educación aumenta un 5,71%, salud un 5,38%, desarrollo rural, medio ambiente y administración local un 10,86%, derechos sociales un 12,55% y desarrollo económico un 17,89%

Además, después de haberse desplomado la inversión en los últimos años, comienza una clara recuperación de la inversión pública: las inversiones directas del gobierno de navarra suben en el anteproyecto de pgn-2017 un 38% (de 96 a 133 millones) y las transferencias de capital un 27,7% (de 124 a 158 millones).




IZQUIERDA-EZKERRA DEMANDA AL GOBIERNO DE NAVARRA QUE ABORDE LA REVERSIÓN DE LOS RECORTES EN EDUCACIÓN PÚBLICA EN EL MARCO DE LA NEGOCIACIÓN EN LA MESA SECTORIAL DE EDUCACIÓN DE NUEVO PACTO PARA LA MEJORA DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA EN NAVARRA

Izquierda- Ezkerra hemos preguntado en el pleno de esta semana sobre las previsiones del Gobierno de Navarra, en particular del Departamento de Educación, para la reversión de los recortes en la educación pública realizados la legislatura pasada en aplicación de los recortes prescriptivos y no prescriptivos incluidos en el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

Concretamente, las preguntas has sido: ¿Qué previsiones tiene el Gobierno de Navarra para la reversión de los recortes en la educación pública, cuáles son sus prioridades y qué proceso va a seguir para recuperar la negociación al respecto en la mesa sectorial de educación?

No hemos conseguido una respuesta ni clara ni concreta, por lo cual hemos demandado, una vez más al departamento de educación, que negocie en la Mesa Sectorial de Educación un nuevo Acuerdo Gobierno-Sindicatos para actualizar el pacto para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza Pública en Navarra cuya vigencia concluyó en el año 2011, tal y como se aprobó en sesión del Pleno de Parlamento de Navarra a instancias de IZQUIERDA-EZKERRA.

Hemos reprochado al Consejero de Educción que no haya puesto ya remedio a una situación que supone que el profesorado de la enseñanza pública carezca de un marco laboral negociado sobre sus condiciones laborales y esté sometido a los recortes aplicados en la legislatura pasada por el Gobierno anterior.

Hemos insistido en la necesidad de concretar acciones y un calendario para revertir todos estos recortes y por lo tanto para recuperar las plantillas de los centros, los recursos humanos y materiales, así como las condiciones laborales de los trabajadoras y trabajadores de la enseñanza pública.

Comentarios