El cuerpo hallado el jueves en el río Ebro a su paso por Castejón corresponde al de un varón de origen colombiano, de unos 36 años de edad, y con residencia en Tudela, quien según la autopsia que le fue efectuada este viernes murió por asfixia, lo que evidencia que fue víctima de un homicidio o asesinato y después fue lanzado al agua. Además, su desaparición no había sido denunciada, lo que indica que la comisión y el desenlace del crimen se produjo en un corto espacio de tiempo.
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours